KennyHoopla: un gran secreto sonoro.

En la serie de actos que están entre el filo del underground y llegar al mainstream, se encuentra el trabajo del cantante y productor estadounidense KennyHoopla y su EP «How Will I Rest in Peace if I’m Buried by a Highway?».

Seis temas que crean un potente argumento de una carrera con un sonido distinto y sin miedo a riesgos.





En un mundo en donde el algoritmo lo es todo, a veces encontramos bandas y solistas nuevos, pero de pronto hay que buscar un poco más, como el caso de KennyHoopla, cuyo nombre real es Kenneth La’ron, comenzó su carrera como muchos con una presencia en Soundcloud, para luego pasar del mixtape a un trabajo extendido.

En «How Will I Rest in Peace if I’m Buried by a Highway?» hay un poco de Joy Division en su base, con un tono parecido a Tunde Adepimbe de «TV on the Radio» y Tele Okereke de «Bloc Party», lo que no es accidental.

La´ron es también un frontman negro en medio de una escena rock que ha sido particularmente blanca por décadas y al igual que bandas como «Bloc Party» y «Tv on the Radio» buscan botar puertas a patadas con su sonido, mientras otras bandas se mantienen en velocidad crucero con el impulso de sus éxitos pasados o bien con propuestas estéticas pero finalmente vacías (te estamos mirando Greta Van Fleet).




En su single existe una vocalización con urgencia y con un sonido simple pero con mucho gancho, pero al contrario de muchos artista de la década digital que solo piensan en singles, su EP se siente como un trabajo más completo y con un relato más armado.

«plastic door» tiene un tono más balada rock, mientras que «dust» es más introspectiva y «The World is a flat and this is the edge» tiene un espectro sonoro más etéreo y es un gran cierre para este trabajo, ya que se siente como la promesa de un sonido con futuro, con influencias claras y con ganas de crear un sonido único.