LATAM comienza a devolver tasas de embarque luego de demanda y su web no funciona

Son más de 400.000 pasajeros los afectados por las malas prácticas de la línea aérea, al no devolver fondos de vuelos no realizados de hasta 7 años atrás, pero al momento de realizar el trámite, la web no funciona.





Una más para LATAM, la empresa que se encuentra en una fuerte polémica por su restructuración, ahora debe cumplir con la devolución de fondos a pasajeros, en medio de una demanda colectiva que incluye vuelos desde el 2015 en adelante.

La restitución es cercana a los 4 mil millones de pesos y también se investiga a otras aerolíneas como Sky, JetSmart, Aerolíneas Argentinas, Copa Avianca e Iberia.

Esto por no cumplir con el Código Aeronáutico, que obliga devolver tasas de embarque pagadas por viajes no realizado.




¿Si la página no funciona, se está devolviendo algo?

En este caso, LATAM ya está contactando a los usuarios para informarles de la demanda y cuál es el dinero que les corresponde.

El gran problema es que el proceso es engorroso y finalmente no funciona, ya que si bien se entrega el numero de vuelo, destino y fecha, al ingresar esa información en la web de la empresa, se pide el código de reserva y la fecha del vuelo.

Esto implica buscar en nuestro correo electrónico información de pasajes de hasta siete años atrás y ojalá no haber borrado nada, para buscar esa importante combinación de letras.

Al introducir la información con el código de reserva y la fecha de compra, la página no funciona e incluso colocando las fechas del vuelo, esta entrega el mismo mensaje de error, lo que hace que tengamos que contactar a la empresa por su atención a clientes.




Una devolución que no es devolución

En el milagroso caso que podamos ingresar nuestro reclamo, estos fondos se integrarán en 8 días hábiles, pero al contrario de lo determinado por SERNAC, no se realizará a través de la cuenta bancaria, sino que en el sistema de Latam Wallet.

Esto quiere decir que los dineros nunca vuelven realmente al pasajero, sino que se agrega como un «dinero descuento» para comprar pasajes o mejoras de vuelvo en la misma aerolínea.

Un sistema completamente engorroso para la controvertida empresa y que hace mucho más complejo el pago de su malas prácticas con sus clientes, las que fueron aceptadas y normalizadas por años.


Autor: Jorge Inzulza

Periodista, mente inquieta

Opina con nosotros.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.