Adaptación cinematográfica de El Incal ya tiene director

La obra maestra de Jodorowsky y Moebius finalmente será llevada al cine, pero el director y guionista chileno no será quien esté al mando.





Al parecer finalmente entramos de lleno en una época en que comenzamos a ver como las legendarias «obras infilmables» comienzan a llegar al cine. Por suerte también pareciese ser una época en que por fin el delicado arte de la adaptación muestra signos de haber sido comprendido (al menos por algunos directores y equipos creativos). Desde la impecable trilogía del El Señor de los Anillos a principios del siglo, hasta la reciente y magistral Dune de Villeneuve y la prometedora The Sandman en el reino del streaming, parecen haber lecciones bien aprendidas.


Humanioids Inc. (Les Humanoïdes Associés), la casa editorial co-fundada por el legendario artista francés Jean Giraud «Moebius», parece haberlo entendido así también y finalmente ha dado luz verde a la adaptación cinematográfica de uno de sus cómics más emblemáticos: El Incal. Considerada una de las novelas gráficas más influyentes de la historia y una de las clásicas «infilmables», la silla de dirección intuitivamente habría quedado en manos de su guionista original, Alejandro Jodorowsky. El cineasta chileno, sin embargo, ha aprovechado la confirmación del proyecto para pasar esta responsabilidad y su aprobación al director, escritor y actor neozelandés Taika Waititi (Thor: Ragnarok, Jojo Rabbit, The Mandalorian).

«Imaginen como siento que alguien diferente a mi vaya a filmar El Incal. ¡Si tuviera 40 años estaría furioso! Deprimido; como si me lo hubiesen robado», reflexiona Jodorowsky. «Habría reaccionado así. No tenía la sabiduría. Pero ahora que tengo 92 no estoy en condiciones de hacer esta enorme epopeya». Siguiendo su idea de que el director es el «dios» de una película, el creador afirma que no podría haber alguien mejor que Waititi para hcerse cargo de El Incal y enfatiza que este tendrá que procesar el material original a su manera para dar nacimiento a su propia visión. «El no va a hacer El Incal de Jodorowsky; el va a hacer El Incal de Waititi».

Escrita por el guionista y director chileno Alejandro Jodorowsky e ilustrada por Moebius en 1980, la novela gráfica funcionó originalmente como una forma de volcar gran parte de las ideas y energías creativas que los autores habían amasado durante su famoso y fallido intento de llevar Dune a la pantalla grande. La mayor parte de los elementos que iban a componer esta adaptación, de hecho, no tenían mucho o nada que ver con la novela de Frank Herbert, sino con las exploraciones metafísicas y simbologías herméticas de Jodorowsky, por lo que no es alocado afirmar que el fracaso de Dune y el nacimiento de El Incal fue para mejor desde un punto de vista creativo (eso sin contar que esto también dio pie a otros proyectos como Alien por parte del resto del equipo involucrado en su momento).

El Incal sigue al incompetente detective John Difool en una aventura al estilo «space opera» durante la que se encuentra con un conflicto galáctico cada vez más complejo en torno a un misterioso cristal llamado el incal de la luz. Intrigas políticas, viajes interplanetarios, una tonelada métrica de jerga pseudo-científica y muchísimo simbolismo místico (el tarot y la cabala son elementos predominantes a lo largo de toda la obra) se suman a un elenco de personajes extraños, llamativos y cargados de alegoría en una de las novelas gráficas visualmente más influyentes que haya ilustrado Moebius (creadores como Ridley Scott y Hayao Miyazaki han citado a El Incal como fuente de inspiración).

El éxito del cómic fue tal que dio pie al llamado «Jodoverso», con continuaciones, precuelas y spinoffs de El Incal, incluyendo la famosa La Casta de los Metabarones, que explora la historia detrás de uno de los personajes más llamativos que encuentra Difool en su aventura.


Opina con nosotros.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.