«The Artful Escape»: Psicodelia, Color y el deseo de encontrar una voz propia

El nuevo juego publicado por Anapurna es una refrescante y colorida propuesta que mezcla un juego de ritmo con lo narrativo, en una interesante historia de crecimiento personal a través de los confines del tiempo y el espacio.





Durante nuestro último stream en Twitch jugamos este título que está presente en Xbox Gamepass y Steam, el que fue desarrollado por «Beethoven & Dinosaur» y publicado por Anapurna.

Una de las cosas que más nos llamó la atención de este juego es que mezcla lo narrativo y segmentos de juegos de ritmo, con un equilibrio que no se veía hace bastante tiempo. Dejando los puntajes y los combos fuera, en pos de contar la historia de un joven músico que busca escapar de la sombras del pasado y hacerse su propio nombre.




Melodías estelares

El juego cuenta la historia de Francis Vendetti, un joven músico de la ciudad de Calypso, Colorado, en la cual debe enfrentarse a su primera presentación en vivo.

Este no será cualquier concierto, ya que corresponde a un tributo a su tío Johnson Vendetti, un verdadero héroe del Folk local. La ciudad entera y muchos visitantes esperan que Francis siga sus pasos y mantenga vivo ese sonido que hace que miles de persona lleguen a la cuna de esta leyenda de la música popular.

Pero Francis se siente muy lejano a la música de este legendario familiar y quiere explorar sonidos más etéreos y espaciales, abandonar lo acústico por el rock y la psicodelia (una referencia a la carrera del mismo Bob Dylan, el que inspira gran parte de la estética de los Vendetti)

Es en la previa de este festival que conoce a Violetta una misteriosa joven que lo impulsa a explorar ese sonido, lo que desencadena la visita del músico estelar Lightman y sus emisarios, quienes lo buscan para que sea su telonero.

Es cuando llegas a un lugar más allá del espacio cuando el juego muestra sus verdaderas cartas, apuntando a un sólido trabajo de guión y voz, además de coloridos escenarios. A esto se suma el sistema de juego, en donde a través de distintas combinaciones de botones, debemos repetir secuencias musicales con nuestra guitarra holográfica para impresionar a criaturas interestelares.

En eso el Gameplay empieza bastante progresivo y con un deseo de ser explorado e impresionar con su propuesta gráfica, la cual contrasta la serenidad de Calypso con los parajes más allá del espacio con naves especiales, lasers y juegos de luces.

En ese asalto a los sentidos siempre los escenarios y su estética serán distintos, lo que ayuda a que el gameplay es bastante sencillo, muchas veces debemos movernos de un punto «A» a un punto «B» con plataformas bastante sencillas.

Para quienes tienen Xbox GamePass, se los recomendamos completamente, ya que es un título que pese a lo novedoso pasa un poco colado en medio de las ofertas de este año.

Para quienes gustan de los juegos musicales y lo narrativo, acá hay una mezcla adecuada de ambos, todo con mucha personalidad y un potente sentido de la estética.


Autor: Jorge Inzulza

Periodista, mente inquieta

Opina con nosotros.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.