¿Qué escuchamos esta semana?

Nos damos vuelta por los últimos lanzamientos del mundo de la música a lo largo del globo.




Ancient Dreams in a Modern Land

Marina Diamandis es una artista que está en constante reinvención, pero con un trabajo tan prolífico que cada disco es una era determinada. Su periodo de «Electra Heart» (el más popular) es muy distinto temáticamente a el periodo de «Froot» o al de «Love +Fear», cada trabajo tiene pausas importantes entre medio, pero la propuesta final muestra que la artista inglesa es multifacética y perfeccionista.

«Ancient Dreams…» es un disco profundamente feminista y ambientalista, tal como lo presentó en sus primeros singles «Man’s World» y «Purge the Poison», con claras referencias al movimiento «Me Too» y también al complejo momento sanitario y ambiental de la actualidad.

Pero junto con los potentes mensajes, acá hay hay una propuesta musical bien definida y que aprovecha lo amplio del registro de Marina Diamandis.

Para quienes extrañan parte de sus eras anteriores, algo de eso hay en los videos que ha presentado en diversas plataformas, las cuales todavía tienen esa chispa y sentido del espectáculo, pese a que las letras son más serias.




Un Canto por México, Vol.II-Natalia Lafourcade

La cantante mexicana de padres chileno, vuelve a presentar una colección de canción popular, dándoles un nuevo giro con un trabajo de producción envidiable.

A veces los arreglos son íntimos y delicados como en «La Llorona» y otras veces son más grandiosos como en «La Trenza/Amor Completo», en un dueto con Man Laferte.

Lafourcade se hizo famosa con el pop y la balada, pero se siente muy cómoda en la canción popular méxicana que en Chile hasta el día tiene un peso específico gracias a las radios regionales, por lo que este trabajo que incluye también colaboraciones de Jorge Drexler, Caetano Veloso y Rubén Blades, se siente sólido y con potencial.

No Gods No Masters-Garbage

Hace cinco años que la banda liderada por Shirley Manson no sacaba un nuevo disco de estudio. marcando su pausa entre trabajos desde «Beautiful Garbage» y «Bleed Like Me», los cuales fueron una segunda vida del grupo tras su primer éxito en los 90’s.

Si «Garbage» y «Versión 2.0» eran iconos del rock alternativo, su era post 2001 agarró la ola de bandas Emo y Scene de la era. «No Gods no Masters» es un poco de ambos, tanto con la estética oscura de inicios del siglo XXI, como con los ganchos y melodía de su era más potente en MTV.

Esto se puede ver en temas como «The Creeps» y «Wolves», mientras que en «Waiting for God» hay ciertos tonos que coquetean con el Goth pop. Aquí más que una evolución, hay una extensión del sonido de la banda, pero con un interés de demostrar que aún son relevantes, algo que parece que abandonaron luego de «Bleed Like Me» con una cierta fatiga como banda y el espacio de tiempo de Manson como actriz en series y películas.

Pero este nuevo trabajo hay algo para sus fans en ambas eras, pero más que eso, es un gran disco de rock.

Jubilee-Japanese Breakfast

Cuatro años pasaron desde «Soft Sounds from Another Planet», uno de los discos Indies más celebrados del último tiempo, por lo que los ojos sobre el proyecto de la cantante surcoreana Michelle Zauner no eran pocos.

En «Jubilee» hay un manejo de la melodía y de la capacidad vocal de Zauner que es destacable. En temas como «Paprika» y «Be Sweet» hay notas ochenteras, con mucho sintetizador y cajas de ritmo, pero no se siente sobrecargado.

En medio de un creciente redescubrimiento del City Pop, acá hay una re exploración de estos sonidos, pero con voz propia. Si en «Soft Sounds…» Zauner tenía una voz más triste y quebradiza, acá hay armonías más tenues y esperanzadoras. Un bálsamo en medio de la incertidumbre.

¿Qué trabajos van a escuchar durante este semana?


Autor: Jorge Inzulza

Periodista, mente inquieta

Opina con nosotros.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.