¿En qué nos basamos para calificar películas y series en Procesador.cl?

A través de la web y de las redes sociales siempre dejamos un número al final de cada serie o película que vemos.

¿Qué hay detrás de ese número y que tanto ayuda a buscar (o evitar) un producto?



Aquí en Procesador.cl nos gustan las películas y las series, tanto en la serie de reviews que vamos colocando en nuestras redes sociales (y que la gente le gusta bastante en Instagram), como también en los comentarios que realizamos en Procesador Extra cada mes.

En medio del océano de contenido que hay en la creciente suma de servicios de streaming mayormente y otros medios tradicionales, llega un momento en donde ante la abrumadora oferta, queremos ser una pequeña luz que ilumine lo que vale la pena o bien que esté haciendo algo interesante.




Más allá de lo bueno y lo malo

En donde también hay una oferta gigante es de comentarios, ensayos, reportajes y muchas opiniones de cine en la web.

Pero notamos algo muy particular en Chile: No son particularmente buenos o bien salen desde un lugar poco honesto.

El discurso de cine local muchas veces se divide en hacer bolsa cosas o bien aparentar un conocimiento que en muchos casos no lo es tal.

Todo esto termina en un discurso que no va más allá de si una cinta o serie es «buena o mala», pero que no tiene mucho más allá de entender que si hay errores o problemas es «malo», pero no hay una elaboración más allá de por qué llegaron a ese análisis.

Pero lo más complejo es que gracias a un programa de Via X que no nombraremos, durante mucho tiempo la gente en nuestro país se puso el mote de mote de «Cinéfilo» por ver ciertos directores o ciertas películas «under», pero que fuera del país son ultraconocidas. O sea, ver «Fight Club» difícilmente califica como una película oscura.

Aprender de cine viéndolo y la libertad de las diez estrellas

Como «Milleanial Geriátrico», uno de los sitios que más me fascinó en su momento fue IMDB, que desde 1996 es el sitio fundacional del cine en la red. Desde sus foros (QEPD), hasta su creciente base de datos que sigue hasta el día de hoy sin competencia, permitió conocer mucho más de lo que uno podía ver en los canales de cable de fines del siglo XX y partir desde un actor o director hasta construir carreras completas.

Antes de la comodidad del streaming, acceder al cine y aprender a entenderlo más allá de la binariedad de lo que era «bueno» o «malo» significa ir a Festivales, muestras, aprovechar los primeros sistemas de P2P y torrents para acceder al contenido que no llegaba en su momento.

¿A todo esto por qué ya nadie sabe bajar torrents?

Pero la lección que deja IMDB es que entender una película en un rango de 1 a 10 es mucho más fácil para entregar información más clara y que puede acompañar acerca de los elementos del film o serie, ya sea desde el guion, todo el aspecto técnico y la forma como se presenta la historia, pero también entendiendo los temas o particularidades que hacen que un producto valga la pena.

Pero principalmente lo que queremos hacer en la web es hablar de lo que si vale la pena y lo que si funciona. En medio de un mar de gente haciendo bolsa a un contenido, queremos contar porque algo es importante de ver (muchas veces a pesar de sus fallas)

Ratings: ¿Qué significan? ¿Nos dicen algo? ¡Averigüémoslo!

El rating o puntaje significa tanto como ustedes quieran. En un mundo post rotten tomatoes, algo que es «Certified Fresh» no vale mucho si a mi no me produjo nada


«1 Estrella»: Son generalmente trabajo principalmente intragables, al borde del meme o que van derecho a videos de Youtube o Podcasts sobre su historia o como se llegó a un producto de tan mala calidad, pero al contrario de otras calificaciones, acá caben los productos que terminarán en el panteón de las leyendas por su mala calidad

«2 a 3 Estrellas»: Estás son peliculas derechamente malas, pero que ni siquiera tienen ese factor más «de culto» para salvarlas, son producción derechamente mal hechas, con técnica pobre o bien aburridas. No dicen nada, están mal estructuradas o mal contadas. Acá caben trabajos de streamings de segunda línea o algunos trabajos que ni llegan al VOD

«4 a 6 Estrellas»: Mediocridad pura. Acá cabe un gran porcentaje de las series y películas de la semana de Netflix o Prime Video, que se nota que existen para abultar catálogo y no porque crean que es una producción con mucho que decir.

Tienen un inicio, un medio o un final, pero en ese rato no pasa absolutamente nada o bien están sobresaturadas de información o efectos, pero nunca desarrollan una idea central. Si están en streaming o en cable no pasa nada, pero no merecen ser vista pagando un ticket.


«7 Estrellas»: Son trabajos que están «bien» y en esta bolsa caben muchas cosas. Acá van las series que son suficientemente competentes para tener una o dos temporadas o bien películas que se pasean por el Top 10 de lo más visto en Streaming una semana y a la siguiente nadie se acuerda de ellas.

Son productos de entretenimiento que logran contar una historia en su tiempo, pero que no trascienden mucho más. Son esos trabajos que cuando te los recomiendan, uno dice «lo agregaré a mi lista», pero no hay ninguna lista. Nunca la hubo.

«8 a 9 Estrellas»: Acá entramos a aire rarificado, a las series o películas de la temporada, las que se llevan todos los galardones, pero también caben las joyas escondidas que están en el borde de la página y están a punto de explotar.

Son las que merecen una análisis o un discurso más profundo. Esos trabajos que no te pierdes semana a semana, o bien que hacen que alteres tus horarios para evitar spoilers. En estas series o películas pueden haber algunos errores o problemas de guion o presentación menores que no matan la experiencia final.

Son experiencias tan interesantes o derechamente divertidas que logramos sumergirnos y dejar el teléfono de lado, para poder ser transportados a este relato.


«10 Estrellas«: Este es un grupo muy selecto, pero también muy personal. Son trabajos que no solo tienen una calidad impecable, sino que también tomaron riesgos o una propuesta distinta en medio de un ecosistema que privilegia las franquicias y las ideas probadas.

Acá caben tanto series o películas nuevas, como algunos clásicos certificados. En el codiciado «10/10», hay tanto de análisis técnico como de corazón, es de los productos que te dejan pensando o con ganas de comentar cada detalle con amigos (o el vacío de Internet).

Esos son algunos de los criterios que tomamos para calificar lo que vemos y compartimos tanto en la web como en redes sociales y como esta es una producción pequeña, vemos todo y damos nuestra opinión.

Así literal con notas en el celular o en un papel, para luego compartilas con ustedes. Dejamos eso en claro porque una vez nos preguntaron «de dónde copiábamos las críticas» y no, esto es igual que cuando cocinan los padres: Sin receta, a puro ojo.


Autor: Jorge Inzulza

Periodista, mente inquieta

Opina con nosotros.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.