Mi artista favorito se metió a los NFT ¿Qué hago ahora?

Alto consumo de energía y precios exhorbitantes son solo algunos de los puntos que se presentan ante el creciente uso de NFT. Ahora se suma la distribución de distintas piezas solo a través de este sistema y con precios lejanos al gran porcentaje de los fans.

¿Hasta cuándo dura esta burbuja?




Las criptomonedas hoy pasan por un buen momento, especialmente por la ansiedad económica que genera la pandemia que hace que ver otras opciones menos convencionales de inversión, no sea tan descabellado.

El «Crypto» ya no es ese club pequeño de gente que tiene billeteras online o genera la cuenta de luz de un restaurant pequeño en su pieza, porque se le ocurrió minar bitcoin.

Hoy el instrumento tiene una serie de proyectos detrás para poder facilitar el pago y envío de dinero, al igual que facilitar el e-commerce. Las «inversiones milagrosas» todavía existen pero no duran mucho, excepto doge (que es un tema que hablaremos en otro momento.

round gold colored ethereum ornament
Photo by David McBee on Pexels.com

El fin del artista pobre

Los NFT o «Non Fungible Token», van más allá de las criptomonedas, pero ocupan el mismo sistema de blockchain para poder revisar en este caso la propiedad y uso de un bien que no es replicable. Es un bien único o hecho en cantidades muy limitadas.

Un bitcoin es un bitcoin, tiene un valor definido. Puedo usarlo, venderlo, donarlo, pero existen más y se crean a través de inversión o minería, pero en el caso de los NFT es tanto como los que el artista quiera crear.

Desde que Beeple vendió una colección de sus ilustraciones a través de Christies, la locura por tratar de generar fondos con arte digital a través de los sitios de subastas se ha transformado en una nueva fiebre del oro digital.

Existe un número importante de sitios en donde se pueden vender estos NFT, pero el gran porcentaje del comercio se realiza en Nifty Gateway, Super Rare y Foundation.

3d concept

Por un lado muchos de los artistas digitales han podido mantenerse en base a comisiones y contratos, pero con tanto dinero en juego es bastante complejo resistirse a subastas donde el piso de venta de estos NFT, son cientos de Ethereum.

Esta moneda, que es la sangre de los NFT, ha tenido un crecimiento tan grande, que ahora ha llegado a costar más de 2.3 millones de pesos cada una.

closeup photo of three round coins in person s palm
Photo by Worldspectrum on Pexels.com

Propiedad y especulación

Hemos hablado de los NFT con una figura más clásica, en donde un artista realiza el proceso para generar una billetera y el acceso a su obra, pero aquí se han sumado corporaciones como la NBA y la WWE, quienes venden segmentos de video de sus mejores momentos, hasta artistas consagrados que están vendiendo su música a través de la plataforma.

Artistas como Grimes, Kings of Leon, Dedmau5 y la siempre tecnológica Imogen Heap han ofrecido temas y álbumes enteros a través de NFT, aunque esta última ofreció donar un porcentaje de sus ingresos a una fundación para mejorar la absorción de Carbono.

Todos quieren un poco de esta moda de los NFT, especialmente como un espacio experimental, en donde el streaming democratizó el acceso a la música, pero sus márgenes de ganancia son muy menores, lo mismo en lo poco que queda del mercado de los discos (a los vinilos les va mejor) y ahora con conciertos limitados, cada opción de venta cuenta.

Kings of Leon producirá un álbum exclusivo para su venta en NFT

Pero en los NFT, pese a lo asombroso de la Blockchain, lo que se compra es un un certificado de propiedad y una llave de acceso a ese contenido. Pero nada impide que ese material porque el que se pagaron millones de pesos mañana no esté disponible, baje radicalmente su valor o bien el artista decida agregarlo en nuevo formato, quitándole esa exclusividad.

El poseer lo digital ha sido una debate de al menos 20 años, en donde incluso contenido como videojuegos, películas y E-Books, desaparecen o son modificados a voluntad de los dueños de las tiendas, incluso si los descargaste

Miles de gigawatts para mantener un Pepe Frog

La discusión del uso de energía en cuanto a criptomonedas, no es solo exclusivo de los NFT, también toma a todo el sistema financiero y especialmente a quienes minas recursos, cambiando horas de consumo eléctrico por fracciones de un bitcoin.

En medio de una carrera por cambiar nuestro hábitos y disminuir nuestra huella de carbono, el invertir en estos elementos puede generar un nivel de riqueza que la banca regular no está generando, incluso considerando lo volátil de algunos elementos.

air air pollution climate change dawn
Photo by Pixabay on Pexels.com

Pero en el caso de los NFTs es un doble proceso ya que corresponde a alimentar al Blockchain, como también a los servidores adonde se alojan estas obras y las medidas de seguridad necesarias para mantenerlos «Exclusivos».

El valor de ambos va a estar dado por la percepción de escasez y también por gran parte de esta moda que hablábamos. Escuchar 69 millones de dólares por una JPEG en un mundo en donde trabajamos más y ganamos menos, es algo que hace salivar de una manera superlativa.

Pero nos coloca un ojo más claro acerca de como se produce la energía, algo que muchas de las personas que invierten en cripto, dejando afuera a los magnates, no tiene mucho control.

Hace no muchos años en Chile estábamos debatiendo sobre si inundar o no la Patagonia para alimentar un sistema interconectado central, con el fantasma de los apagones.

Si bien la respuesta no es única, la opción de tener pequeñas redes de producción de electricidad con fuentes renovables, mientras los generadores solares y eólicos se hacen mucho más comunes en gran parte de nuestro país, lo mismo en centrales hidroeléctricas de menor tamaño e impacto, lejos de las gigantescas represas.

En eso globalmente hay una tarea que realizar, todavía hay gran parte de la electricidad que se genera con Diesel, Carbón y Gas Natural, la que debe ser cambiada a la brevedad por nuevos sistemas.

Si, el uso de energía de Crypto es masivo, porque es virtualmente una red de computadores que no se apaga jamás, pero su crecimiento económico y la opción real que ofrece de generar riqueza, tiene que ir aparejada con generar proyectos que usen energía limpia. La primera firma de trader que de esos pasos, sin duda que marcará la diferencia en que todo el sistema se vea más legítimo y serio hacia los inversores, lo que hará que sus monedas y proyectos asociados suban de valor.

three round silver and gold colored coins
Photo by Marta Branco on Pexels.com

Finalmente ¿Qué hacemos con los artistas, grandes y pequeños, que se sumaron a NFT? Queda en el fuero personal.

En la gran perspectiva de las cosas hay algunos que lo verán como una experimentación con un nuevo formato y hay otros que claramente están tratando de sacar la tajada más grande de un mercado que durante mucho tiempo estuvo contraído por el Internet y ahora, esa misma red está pagando potentemente.

Como diría George Lucas: Es como Poesía, Rima


Autor: Jorge Inzulza

Periodista, mente inquieta

Un comentario en “Mi artista favorito se metió a los NFT ¿Qué hago ahora?”

Opina con nosotros.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.