La Sinovac vuelve a estar bajo la lupa ( y como eso es bueno para no relajar nuestro cuidado ante el virus)

Este domingo se conocieron reportes sobre la efectividad de la vacuna SINOVAC para evitar contagios, lo que ha levantado cuestionamientos, pero poco se ha dicho sobre su efecto positivo para evitar llegar a casos graves que requieran de una exigida red hospitalaria.


En medio de este proceso, en donde incluso se estudia reforzar los procesos de vacunación en base a nuevas cepas y altas tasas de contagio, comienzan a aparecer los peligrosos de siempre que ponen en duda la vacuna utilizada en Chile y el proceso en general.

Darle espacio a este tipo de personas y que enturbien el discurso público puede afectar el avance de uno de los pilares claves para enfrentar esta etapa de la pandemia.

person holding injection
Photo by RF._.studio on Pexels.com


¿Qué pasa con Sinovac?

Gao Fu, el Director del Centro de Control de Enfermedad de China indicó que sus vacunas tienen poca efectividad y que podrían «combinarse» para mejor su efectividad.

Esto tiene tanto de salud, como de Geopolítico. China actualmente tiene cuatro vacunas, una de ellas es la SINOVAC que se ha ocupado en el gran porcentaje de la inoculación en Chile, pero todas comparten una tecnología distinta a la de Pfizer BionTech.

Mientras las vacunas «occidentales» tienen como base el mRNA, las chinas y rusas que se han distribuido en América Latina tienen una versión «debilitada» del virus, la cual estimula la respuesta inmune en el caso de infección.

crop nurse with syringe on beige background
Photo by Artem Podrez on Pexels.com

¿Debería preocuparme?

Existen varios estudios nacionales e internacionales sobre la efectividad de la vacuna que se administra en Chile, la que sitúa en sobre 50% en evitar los contagios, su punto a favor se encuentra en enfrentar que una infección se transforme en una más compleja que requiera atención de emergencia, especialmente en una sobrecargada red de salud.

El colocar la vacuna como un solo pilar que nos volverá a un escenario pre Covid-19, ha sido una de las fallas importantes en Chile y en gran parte del mundo, en donde se confunde el avance de la inoculación con un relajo de las medidas de autocuidado.

El uso correcto de mascarillas, lavado de manos y distancia social, además de ventilar (debido a la preocupación por el contagio vía aerosoles), son claves en las siguientes etapas de este 2021, incluso después de haber recibido las dos dosis de SINOVAC

content multiethnic women in protective masks riding in subway train
Photo by Tim Douglas on Pexels.com

La peligrosa complacencia con los antivacunas

Chile vive un periodo especial, entre las diversas candidaturas políticas, alta presencia de matinales y espacios digitales, gente que está en los bordes del discurso público, como los antivacunas, hoy tienen un espacio a su disposición.

La información del Centro de Control de Enfermedades Chino les cayó como anillo al dedo. Les permite decir que «tenían razón», pero siempre la verdad se encuentra más en los grises que en» el blanco y negro».

Reconocer que estamos en medios de una crisis sanitaria, en donde los tratamientos y las variables de un virus pueden variar y que de pronto se necesiten nuevas inoculaciones y tratamientos, no significa ni «plandemia», ni «negociado de las farmacéuticas», como dicen estos irresponsables.

Y no solo los más extremos sino que muchos que han estado hace rato en el discurso público y que incluso están candidateándose para escribir la nueva Constitución.

Y unos cuantos ciudadanos de a pie que se van por la polémica fácil

La peor vacuna es no estar vacunado

En este contexto actual, el proceso de vacunación sigue avanzando en Chile durante este mes de abril, para potenciar el alcance de la vacunación, en medio de uno de los escenarios más potentes de contagio desde el inicio de la pandemia

Hoy, la diferencia entre tener una mente crítica al manejo de la crisis sanitaria y prestarle ropa a quienes defienden teorías de las conspiración en busca de votos o likes, es literalmente la que existe entre la vida y la muerte.


Autor: Jorge Inzulza

Periodista, mente inquieta

Opina con nosotros.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.