Más allá de Jesus Christ Superstar: 5 musicales modernos para tener en cuenta

Hay dos campos fílmicos en Semana Santa: ver la miniserie «Jesús de Nazareth» de 1977 (transmitida como película en nuestro país) o bien «Jesucristo Superstar» tanto la Hollywoodense de 1973, como también adaptaciones al español, siendo la más famosa la liderada por Camilo Sesto en 1975.

Pero en medio de gente que canta sus problemas, amores y desencuentros, hay una serie de obras que han dado una nueva mirada a un género que no siempre es bien recibido, incluso ridiculizado, pero si buscas existen verdaderas joyas.




Para hablar de musicales modernos, es difícil no partir por uno de los más exitosos y que tuvo su adaptación fílmica en el 2020 y que está disponible en Disney Plus. Le dedicamos un artículo el año pasado.

El trabajo del elenco original y su filmación mantiene el espíritu del teatro con una fidelidad única. Sin duda uno de los trabajos más completos del género.




The Last Five Years

Anna Kendrick tiene un talento musical claro y probado en cintas como «Pitch Perfect», «Into the Woods» y también en cintas familiares como «Trolls», pero en el filme del 2014, sus habilidades se mueven hacia un drama que podemos definir como un «La La Land al Revés».

Cathy Hiatt (Kendrick) y Jamie Wellerstein (Jeremy Jordan) representan los últimos cinco años de una relación en donde las dinámicas de poder cambian. Mientras Cathy está logrando avanzar como actriz en New York y Jamie no puede lograr que lean sus manuscritos, con el paso del tiempo se transforman en algo completamente distintos: una debe dejar New York buscando pequeños papeles en teatros comunitarios, mientras el otro se trasforma en la sensación del mundo literario.

Este cambio genera una tensión insalvable y al contrario de lo que uno podría esperar de una cinta del género, esta no es una cinta con un final feliz ni con números elaborados, cada canción es un golpe de drama sobre una relación que se pierde paso a paso y que pese a los esfuerzos, se agota.

La cinta no está en straming actualmente, pero con un par de clicks, pueden encontrarla.

Gold help the Girl

La cinta es la adaptación musical del disco del mismo nombre de Stuart Murdoch de la banda Belle and Sebastian. Destaca por su estilo indie en medio de la ciudad de Glasgow, en donde mezcla la historia de un par de amigos que preparan una banda, pero conocen a Eve (Emily Browning), una joven que escapó de un hospital psiquiátrico en donde trababa su anorexia.

En medio de esos complejos encuentros se levanta una cinta con una producción musical completa y en donde los temas calzan completamente con el relato de la antesala a la adultez.

Pese a que solo uno de los protagonistas es un músico en la vida real, Olly Anderson de «Years and Years», tanto Browning como Hannah Murray (conocida por Game of Thrones y Skins) hacen un excelente trabajo con la banda sonora.

La cinta hoy no está en streaming en el terriorio, pero cada tanto se emite en canales de cable como Isat.

Anna and the Apocalypse

La cinta escocesa mezcla el horror y la comedia en un giro al musical navideño, en donde Anna (Ella Hunt) quiere abandonar su pequeño pueblo para tomarse un año sabático antes de ir a la Universidad y reencontrarse con su madre, pero los últimos días de clases se ven truncados con una invasión zombie la cual sorprende a todos en este territorio del norte británico.

Lo que sigue es una mezcla tonal que recuerda mucho a «Shaun of the Dead» en donde la amenaza de los zombies se mezcla con el fin de la adolescencia y darse cuentas que no están tan preparados para el siguiente paso en sus vidas, como también para enfrentar a los muertos vivientes.

La banda sonora es parte pop y opera rock, en donde la fuerza de las canciones aplica tanto para la supervivencia apocalíptica como para la nueva etapa que les espera en la adultez, pero primero deben sobrevivir.

«Anna and the Apocalypse» está en Netflix, pero no en nuestro territorio, así que prendan estos VPN.

Once

El trabajo de John Carney y musicalizado en por Glen Hansard y Marketa Irglova se ha transformado en un clásico del género musical, pero también en un fenómeno cultural.

Grabado con muy pocos recursos, de hecho se ocupó solo una cámara digital Sony HVR-Z1 para todo el proyecto y un porcentaje de locaciones en Dublin, se ha transformado en una cinta mítica por su historia de romance y lo sólido de su banda sonora, la cual ha inspirado una serie de adaptaciones en Broadway, pero también su lugar en «The Simpsons», en su episodio en donde visitaron Irlanda.

Hasta su cierre, la tienda «Waltons: World of Music» en Dublín y otras locaciones de la cinta, se transformaron en un circuito de visitas alternativos en el centro de la ciudad.

Archivo personal del 2017. De día o de noche, las locaciones son imperdibles de Dublín

La historia de un músico callejero (Glen Hansard) y una inmigrante con un matrimonio a punto de quebrarse (Marketa Irglova) que se conocen, se enamoran y crean música juntos, es un relato que se mantiene sólido a casi 14 años de su estreno.

Su presencia en streaming es un dolor de cabeza ya que la humilde cinta fue producida con el apoyo de la Irish Film Board y RTE, luego de ser reconocido con los principales premios independientes fue adquirida por Fox Searchlight para su distribución (y como mucho contenido del estudio tras la compra de Disney), se encuentra en un limbo e incluso salió de catálogo en Netflix en muchos territorios, incluyendo América Latina.

Esperamos que este clásico relato pueda llegar a Disney Plus en algún momento.

Esas son solo algunos de las cintas musicales de los últimos años, que han mantenido al género vigente con historias de todo tipo, pero que utilizan la música como un motor clave para contar sus historias.


Autor: Jorge Inzulza

Periodista, mente inquieta

Opina con nosotros.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.