¿Conviene cambiar la fecha de las elecciones del 11 de Abril?

En medio de uno de los escenarios epidemiológicos más complejos en medio de la pandemia, aparecen distintas voces para evaluar el cambio de este importante proceso eleccionario.



El 11 de Abril se perfila como un proceso eleccionario masivo, en donde Alcaldes, Concejales, Gobernadores Regionales y Constituyentes, buscan un espacio en una elección que se da en procesos poco normales.

Las campañas se han movido a lo digital y en la utilización de otros recursos más allá de los clásicos como palomas, carteles y papelería. Pero en medio de esta época atípica, se agregan nuevos elementos: el complejo momento sanitario que se vive en nuestro país.



La Vacunación es sola una parte

En Chile, el proceso de inoculación avanza gracias al trabajo de la red de salud, en donde a inicios de Marzo se superaron las 4 millones de personas que habían recibido al menos su primera dosis de las vacunas de Pfizer o de SINOVAC.

Con 20 por ciento de la población ya en este proceso de inmunización, contrasta fuertemente con el alto nivel de contagio que se vive en el territorio nacional.

person holding test tubes
Photo by Polina Tankilevitch on Pexels.com

Entre lo laxo de los permisos de desplazamiento y el resultado de las etapas de vacaciones, llegamos a un escenario de 925.089 y 22.180 acumulados. En ese línea el 20 de marzo se marca un hito, ya que se recibe la compleja cifra de 7000 nuevos contagios en 24 horas.

Esto genera la preocupación de las zonas más golpeadas como Concepción, Valparaiso, La Serena y gran parte de la Región Metropolitana en donde se retrocederá en el Plan «Paso a Paso», integrando nuevas restricciones sanitarias.

¿Se pueden hacer elecciones en este escenario?

Esa pregunta ha sido planteada por distintas voces médicas, desde la Presidenta del Colegio Médico, Izkia Siches que indicó que realizar estas elecciones «deben evaluarse semana a semana» , lo mismo que el ex Ministro de Salud Jaime Mañalich, quién indicó que debe haber un una conversación «muy seria» sobre cambiar o diferir las elecciones.

El escenario sanitario es muy distinto al proceso constituyente de Octubre en donde votaron 7.527.996 personas y el promedio de casos nuevos de COVID a nivel país eran entre 1200 y 1800 personas en los días previos al plebiscito.

El cambiar las elecciones, especialmente la de Constituyentes es parte de un proceso en donde se mezcla lo sanitario, pero también lo político en el sentido que quienes participen de este proceso sea con un nivel exitoso, similar al del año pasado, pese a que estas «multi-elecciones» se han hecho con un número gigante de candidatos y con tiempos limitados para transmitir ideas y planes de trabajo.

Pero también en lo económico, ya que no todos los candidatos y coaliciones parten con la misma billetera, ya que mientras candidatos más conocidos parten con millonarios presupuestos, los candidatos independientes o de nuevos movimientos han invertido de su patrimonio personal y apostando a los recursos que devolverá el SERVEL, frente a su porcentaje de votos.

Cualquier cambio de fecha de las elecciones debe ser visto por los parlamentarios y generar cambios a menos de un mes de la fecha fijada para estas Multi elecciones, pensando en evitar que aumenten las cifras de contagio, especialmente en un escenario en donde la red de salud se encuentra en el límite y la capacidad de respuesta en camas críticas no tiene margen de error.


Autor: Jorge Inzulza

Periodista, mente inquieta

Opina con nosotros.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.