Música Prohibida: La Industria de la Música y Nintendo borran y geoblockean cientos de videos musicales

A horas de comenzar el 2021 y en medio de un cambio importante del consumo de contenido. El sitio principal de video le da mucho más poderes a los dueños de las licencias para reclamar y borrar contenido


Si bien Chile está en mucho mejor pie para poder acceder a catálogos musicales a través de servicios como Spotify, Tidal y el mismo Youtube Music, este último sitio es el que se enfrenta a uno de los procesos más claves de acceso a contenido en los últimos años.

La Industria Musical o en el mejor caso la RIAA, la que agrupa a los principales sellos ha estado siempre en búsqueda de asegurar cada centavo en juego, muchas veces en detrimento del público y también de sus artistas.

food caffeine coffee cup
Photo by Сергей Безбородов on Pexels.com

En la era digital han sabido asegurar principalmente su tajada en todo tipo de descarga, pero este 2020 han hecho noticia por dos hechos puntuales: Uno más público acerca de generar denuncias por derecho de autor por streamers en Twitch que colocaban música y otra un poco más silenciosa, que es eliminar o reclamar miles de videos musicales o bien bloquearlos geográficamente.

Pese al vasto catálogo de servicios como Spotify y Tidal, que ofrecen una mejor calidad de audio y ahora de videos. Youtube se ha transformado en un destino importante de contenido, no solo de videos musicales, sino que también un verdadero archivo de rarezas.

Jeff Mangum de Neutral Milk Hotel es famoso por odiar que los fans graben y compartan sus conciertos

Desde presentaciones en vivo en festivales, pasando por show musicales de medios tanto tradicionales como digitales, a metrajes de conciertos, muchos de estos canales han desaparecido o vencido sus licencias, por lo que varios usuarios han tomado la tarea de resubir este contenido, o arriesgar un strike y compartir material al que no se puede acceder de otra manera.

Esto pasa por ejemplo con muchos sitios de música que en algún momento pudieron generar presentaciones o conciertos de alta calidad, pero cuando cerraron su contenido desapareció o quedó en el aire y ahora se depende de quien alcanzó a bajar estos registros.

En medio de este proceso se han perdido presentaciones en vivo, lados B o ediciones internacionales de artistas tan variados como Neutral Milk Hotel, Lianne La Havas, Blind Guardian y un número importantes de artistas asiáticos, quienes no tienen representación de sellos fuera de países como Japón o Corea del Sur.

Mientras algunas bandas como Oasis y Radiohead han hecho un esfuerzo activo de reforzar sus canales oficiales con temas oficiales y rarezas, otras bandas que no son tan activas en lo digital han perdido presencia en Youtube, quedando en el limbo ya que no tienen la espalda o el acceso a biblioteca para preservar este contenido.

Radiohead ha hecho un esfuerzo importante por subir conciertos y apariciones en programas de TV

La larga mano de los sellos ha pegado fuerte en estos fuertes intentos de archivo, pero también le ha golpeado la puerta a muchos artistas que hacen covers de canciones, pero tan al azar que no se entiende muy bien estas decisiones.

De esta forma la app de Youtube Music, que hoy está incluida en Premium, deja de tener algún valor real, ya que el acceso a estas rarezas musicales que no están en otros servicios pagados pueden desaparecer en cualquier momento.



Nintendo no es tu amigo

person holding white snes controller
Photo by Jens Mahnke on Pexels.com

Con todo lo creativo y positivo que hace por los videojuegos en general, Nintendo es una compañía derechamente pesetera, indolente e innecesariamente cruel con sus clientes y fans.

Gente que hace fangames, arte o ítems con figuras de Nintendo muchas veces ha recibido advertencias legales de parte de los abogados de la compañía amenazando con acciones legales.

Pero volvamos a la música. Las bandas sonoras de los videojuegos fuera de Japón son un ítem más bien escaso y de nicho, pocas veces se puede acceder sino es gastando bastante en importación, por lo que el acceder a copias piratas o derechamente gente que ha ripeado el audio de los mismos juegos es la opción que queda.

Durante los últimos años varias compañías han entendido el interés del público de acceder a este contenido. Nintendo no es una de ellas.

Capcom, Sony, Square Enix y Sega, han comenzado un largo y detallado trabajo de ofrecer sus contenidos en catálogos digitales incluso en versiones arregladas.

Nintendo en su caso y dentro de su derecho legal, apunto a varios canales que tenían bandas sonoras de sus juegos y reclamó el contenido sin ofrecer opciones alternativas reales para acceder al contenido. Especialmente de juegos que han sido en colaboración con otros estudios, los que hoy son un campo minado digital de licencias.

Entramos así al 2021 con la impresión clara que si bien hay muchas más avenidas para acceder a contenido, también se van perdiendo y privatizando otros elementos, con estrategias en donde nadie gana realmente.

Si les gusta un material de la plataforma y todavía está activo, es el momento de descargarlo y preservarlo.


Autor: Jorge Inzulza

Periodista, mente inquieta

Opina con nosotros.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.