Programa Abriendo Caminos cierra el año celebrando la Navidad junto a familias usuarias

El proyecto es financiado por el Ministerio de Desarrollo Social y ejecutado por la carrera de Psicología de Universidad Santo Tomás Valdivia



¿Qué deseo para mí y mi familia el próximo año? Esta fue la pregunta que el Programa Abriendo Caminos realizó a niños, niñas y adolescentes (NNA) en el marco de la celebración de la Navidad 2020, un año en que a pesar de la crisis sanitaria mundial, esta iniciativa siguió funcionando con más fuerza que nunca. De esta forma se gestó una instancia de esparcimiento y reflexión en torno al cierre del proyecto donde se agradeció a los y las participantes la confianza y acogida en la ejecución de las diversas actividades que se llevaron a cabo.

Las respuestas de los  NNA fueron leídas por las coordinadoras en una ceremonia realizada vía zoom, entregando a su vez un mensaje de motivación para enfrentar el 2021 con esperanza ante la pandemia mundial del Covid19. Esta instancia a su vez permitió una posibilidad de reunión, expresión libre e interacción con  el equipo de profesionales en concordancia con los objetivos del programa, como por ejemplo promover la comunicación familiar, el derecho de NNA de expresarse libremente y tener opinión y el derecho a recrearse en familia.

Implementar  nuevas prácticas en términos metodológicos y reorientar recursos, en el marco de la pandemia han sido algunos de los desafíos más importantes del programa Abriendo Caminos durante 2020. Esta iniciativa consiste en brindar acompañamiento a niños, niñas y adolescentes con un adulto significativo privado de libertad. La experiencia comienza con la realización de un diagnóstico por parte del equipo de profesionales, quienes identifican cuáles son las fortalezas, capacidades, necesidades y recursos de cada familia, para luego priorizar el apoyo y atención social. El acompañamiento se  extiende por 24 meses y su objetivo es apoyar y orientar a los menores y a sus cuidadores/as en aspectos personales y familiares para que el proceso de privación de libertad no afecte su adecuado desarrollo y bienestar, en áreas como: salud, educación, protección de derechos, relación familiar, trabajo y acceso de redes.

Más allá de todas las dificultades que hubo que sortear durante el presente año, María Cecilia Vegas, directora del programa, realizó un positivo balance del período 2020  “Fue un gran desafío la implementación del programa este año 2020 en pandemia, ya que ha sido necesario generar estrategias de acompañamiento y apoyo a distancia para los usuarios, donde el equipo profesional ha sido protagonista al desarrollar material muy innovador, que incluso  ha sido valorado positivamente en encuentros nacionales, se entregaron cuadernillos de trabajo a las familias y se grabaron cápsulas que se compartieron con ellas”.

A través de visitas, contacto telefónico o por medios tecnológicos se realiza un  acompañamiento personalizado a los usuarios, para favorecer su desarrollo en condiciones  óptimas y con un control adecuado de riesgos. De esta forma, se realizan también acciones para mejorar las condiciones de vida de los  cuidadores que tienen a su cargo a los NNA, proveyendo un servicio de consejería  que los vincule a los recursos que pueden provenir del sector público y privado y las diferentes oportunidades  de apoyo que brinda el Ministerio de Desarrollo Social y familia.

La Universidad Santo Tomás se ha adjudicado cuatro convocatorias del programa Abriendo Caminos desde el año 2016 a la fecha, el cual es financiado con fondos provenientes del subsistema de Protección y promoción social de seguridades y oportunidades del Ministerio de Desarrollo Social y Familia,  atendiendo en cada versión alrededor de 50 niños, niñas y adolescentes y a sus cuidadores principales. Durante 2020, el programa logró demostrar la consolidación del trabajo que se ha venido realizando hace cuatro años, pudiendo adaptarse de manera exitosa al formato online.

La coordinadora Isabel Post Godoy, Asistente Social convocatoria 2018, destacó también los positivos resultados de este nuevo formato en tiempos de pandemia, “Creo que este año en particular se nos presentó como un desafío tremendamente desconocido, nos vimos enfrentados a una pandemia como el COVID-19 y los profesionales de todas las áreas estuvimos obligados a adaptarnos y elaborar nuevas estrategias de intervención para el trabajo con nuestros NNA y familias. Respecto a la evolución y ejecución del Programa Abriendo Caminos, evidenciamos tanto en los equipos de profesionales como en nuestros atendidos y cuidadoras principales mucha incertidumbre, preocupación y por qué no decir mucho temor, pero poco a poco fuimos encontrando distintas estrategias que nos permitieron continuar realizando este trabajo. A modo personal debo decir que me siento tremendamente orgullosa de nuestros profesionales por la entrega incondicional,  lo cual hoy vemos reflejado en las distintas muestras de cariño y agradecimiento que los niños y sus familias nos  demuestran”.

Vanessa Ebner coordinadora de la convocatoria 2019 se refirió a la actividad de cierre a cargo del programa de la UST y del Ministerio de Desarrollo Social, señalando que “El objetivo de la actividad fue generar una instancia de reunión junto a NNA, CP y equipo de profesionales del Programa Abriendo Caminos ambas convocatorias, de esta forma compartir un momento de esparcimiento, con ocasión de finalizar el año, donde los profesionales agradecieron a los y las participantes la confianza y acogida en la ejecución de actividades del programa. A propósito de la Navidad, se recibieron cartas de los niños para el viejito pascuero, donde ellos piden que las familias puedan abrazarse, que el bicho nos enseñe a ser mejores personas y que todos estén sanos”.

(Vía UST Valdivia)


Autor: Jorge Inzulza

Periodista, mente inquieta

Opina con nosotros.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.