Malls llenos y el crecimiento de Mercadolibre.Dos caras de las compras de fin de año.

Pese a las diversas restricciones sanitarias, los principales centros comerciales de las comunas se vieron atiborrados de gente, mientras tanto el portal de e-commerce latinoamericano tuvo uno de sus mayores crecimientos a través de la pandemia, pero no todos pueden acceder a él, demostrando que en Chile queda bastante por avanzar en acceso a Internet y en la bancarización de la población.


Si la pregunta era ¿Cómo van a celebrar la mayoría de los chilenos las Fiestas de fin de año en medio de una pandemia? la respuesta es clara: esperando horas para llenar un mall.

La crítica más fácil es hablar acerca de la irresponsabilidad que tiene mantener esta «cultura de mall» en medio de uno de los momentos sanitarios más complejos de la historia reciente. Pero apuntar con el dedo a la población que se expone a los contagios de cara al 2021 es ser un poco simplista. Lo mismo a los trabajadores del retail que pasaron gran parte del año sin recibir ingreso.

No son solamente los malls, sino que también los principales espacios comerciales en cada comuna los que se ven con mucho más público del habitual, para poder obtener un regalo, pero también recuperar en cierta forma un poco de normalidad en medio de un año encerrado.

Pero es también la historia de como el país «líder» del continente demostró falencias claras en su acceso a Internet y su bancarización.

Constante y sonante

Cuando se aprueban los retiros de la AFP, se llega a un punto visagra de la historia reciente nacional, porque se permite tocar un bastión de un modelo que ha sido pésimo para lo que fue diseñado (pagar pensiones dignas) y excelente para lo que fue realmente diseñado (ingresar capital de forma forzada a las principales empresas del país).

Pero más allá de las visiones filosóficas sobre este horrible sistema. Las AFP mayormente cumplieron y generaron un sistema de depósito que permitió abonar estos dineros a sus usuarios. Pero no todos en Chile tienen el privilegio de un acceso igualitario a Internet o a un banco que no se coma hackeos masivos o caídas de sistema de forma constante.

Primero el Internet, en Chile el gran porcentaje de la navegación se realiza a través de móviles. De hecho hay 27 millones de celulares en nuestro país, pero el gran porcentaje de estos usuarios no tiene un acceso libre a la red y lo que se ofrece por parte de las compañías son «Redes sociales libres», lo cual limita el acceso a la red solo a sitios asociados a Facebook, pero todo espacio fuera de esta red tiene un costo. Cuando AFP como modelo coloca filas virtuales de horas para hacer un trámite, claramente hay un tema de acceso.

apps blur button close up
Photo by Pixabay on Pexels.com

A esta se suma la situación del Banco Estado, el cual se enfrenta a una pobre arquitectura online, problemas de acceso y funcionamiento de sus tarjetas y un formato que entrega efectivamente una cuenta a todos los chilenos, pero que a través de su sistema de cobros por cada una de las acciones, es mucho más hostil con el trabajador promedio que otros bancos.

Por eso la gente hace la fila en las oficinas de la AFP, por eso va a retirar por caja. El hacer un trámite en dos o tres click, se ha transformado en un privilegio para quienes pueden ser cuentacorrrentistas de bancos que tienen una barrera de entrada de ingreso mucho más alta.


Pelándole el espacio a Amazon

Si hay una empresa que ha tenido un 2020 gigante es Mercadolibre. El sitio creado en Argentina es una los pocos «.com» que sobrevivió el boom de fines de los 00’s en el continente y hoy se ha reinventado de ser un sitio en donde podías vender cosas usadas o comprar algunas cosas muy específicas. A ser LA opción de E-Commerce en Chile, ya que con la mezcla de venta directa de marcas y usuarios certificados, los productos llegan rápido y de forma segura.

Caso contrario es lo que pasa con sitios como Falabella y Ripley, que son gigantes en el sistema de Mall pero en forma digital tienen un sistema pobrísimo, confuso y que derechamente no entrega los productos.

Pero para comprar y estar en Mercadolibre hay barreras claras. El sistema está basado en premiar a quienes ocupan más su plataforma, con distintos niveles que permiten optar a descuentos y envíos gratis. Todo esto detrás de un sistema que permite transferencias, pero gran parte de la estructura incluye tener una tarjeta de crédito.

En el caso de quienes venden, Mercadolibre acerca un sistema de pago online y de envíos a través de Chilexpress pero con un costo para el vendedor, por lo que debe factorizarlo en sus costos.

photo of person handing card
Photo by energepic.com on Pexels.com

Frente a la discusión de que pasa con las pymes y como pueden pelear por un espacio en estas compras navideñas, Mercadolibre les da un espacio y muchas han podido trasladar su negocio a la red, pero la tajada que toma el sitio es considerable y el tiempo que demora Mercadopago en entregar los recursos no es tan rápido para una empresa pequeña que no tiene tantas espaldas y debe por ejemplo planificarse para hacer los envíos.

Pero volviendo al punto anterior de los malls llenos, sobre la duda de «por qué la gente no compra online» (porque mayormente lo podría hacer) es acceso y confianza.

Acceso a las herramientas bancarias, garantías y descuentos que «en teoría» se encuentran el comercio regular, pero también sobre la confianza que genera comprar en línea.

El mismo sitio de Mercadolibre durante años, antes de su profesionalización y de marcas como Sony, Samsung, Nestlé y Oster con tiendas oficiales. El sitio compartía ofertas legítimas con verdaderas estafas. Esa visión todavía está en la memoria popular del público mayormente.

Ya nos adentramos en una Navidad distinta a todas, en donde muchas personas estarán separadas de sus familias. Solo esperamos que esta marea de gente en los centros comerciales no signifique un cambio radical en las cifras de contagio, mientras miramos el 2021 con un ambicioso y necesario plan de vacunación.

El mejor regalo hoy es estar sano.

pexels-photo-4031867.jpeg
Photo by Edward Jenner on Pexels.com

Autor: Jorge Inzulza

Periodista, mente inquieta

Opina con nosotros.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.