Sean Ono Lennon se transforma en el gran heredero de The Beatles

El hijo de John Lennon y Yoko Ono, se hará cargo de diversas empresas que manejan los derechos musicales y fílmicos del cuarteto de Liverpool, los que tienen un valor de 800 millones de dólares.

La decisión se toma luego de que la artista multimedia Yoko Ono, quien tiene 87 años en la actualidad, se ha recluido en New York y no desea ser parte de las decisiones empresariales del catálogo que maneja desde los 80s.

Esto dejaría al músico Sean Ono Lennon, a cargo de un imperio que solo en derechos musicales, generó 36 millones de dólares en royalties, a través de Apple Corp, que tiene la totalidad de las canciones de The Beatles.

A esto se suman derechos fílmicos y registros de la banda, además de todo el catálogo de la carrera solista de John Lennon con derechos en Estados Unidos y en el Reino Unido.

Esta decisión retrotrae una extensa polémica con la familia Lennon, ya que su otro hijo, Julian Lennon estuvo alejado por años de su padre, por decisión de Yoko Ono

La artista japonesa negó el contacto del también músico con su padre, que falleció el 8 de diciembre en New York, tras recibir un disparo en Central Park por parte de Mark David Chapman.

La demanda entre Julian Lennon y Yoko Ono por acceder a la herencia de John Lennon, terminó en acuerdo fuera de tribunales por cerca de 25 millones de dólares.

Tanto Julian como Sean han tenido largas carreras musicales, aunque este último ha tenido una carrera más fructífera con colaboraciones con artistas tan variados como Lenny Kravitz, Cibo Matto y Soulfly


Autor: Jorge Inzulza

Periodista, mente inquieta

Opina con nosotros.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.