¿Se debe ocupar mascarilla en los hogares en Puerto Montt?

face mask on red background

La preocupación sobre el avance de los casos de COVID-19 en la capital regional llevó al Ministro de Salud, Enrique París a plantear la opción de usar mascarillas incluso dentro del hogar. ¿Qué tan efectiva es esta medida en base a estudios anteriores y qué efecto tendrá en una población que (malamente) no cree mucho en el virus mismo?

En la edición de 28 de Octubre de El Llanquihue, el Ministro de Salud Enrique París, se refirió al contexto de pandemia y las preocupantes cifras locales de Covid-19 en la ciudad de Puerto Montt y unas de las recomendaciones tiene que ver con la utilización de mascarillas incluso al interior del hogar.

Esta es la situación de la Provincia de Llanquihue durante esta jornada.

close up of face masks
Photo by Karolina Grabowska on Pexels.com

¿Cuáles son las experiencias anteriores?

Durante el mes de marzo la BMJ o British Military Health publicó un estudio sobre el uso de la mascarilla dentro del hogar como una forma de reducir el traspaso del virus en grupos familiares, considerando que las personas no presentaran síntomas.

En el estudio indican que esto era efectivo en un 79% por ciento en la propagación del virus, pero también debía mezclarse con otras iniciativas como limpiar la casa frecuentemente con cloro o desinfectantes, la que tenía también es efectivo en el 79% para reducir la transmisión por superficies.

El estudio fue realizado en ese momento en China, en una de los momentos más complejos del virus y comparando más de 1000 casos. Al estudio se suman también prácticas como la distancia social y el mantener una distancia incluso en actividades diarias como comer o ver televisión.

woman wearing face mask
Photo by Anna Shvets on Pexels.com

¿Qué tan aplicable es en la zona?

El estudio publicado por BMJ sobre los casos revisados en China, se colocan en la posición de la gente que utiliza constantemente las mascarillas independiente de que tengan síntomas, que es cuando generalmente las personas empiezan a extremar los cuidados. Tema aparte es la gente que es asintomática y puede transformarse en un vector clave para la infección, especialmente si está expuesto ya sea en el transporte público o bien en espacios de trabajo pequeños y no tan bien ventilados.

A esto también hay que sumarle que un grupo familiar no siempre tiene la mayor cantidad de espacios disponibles para mantener distancia y especialmente cuando en medio del complejo escenario económico, muchas personas tienen que estar allegadas, terminan haciendo uso de cada metro de una vivienda.

Se suma también el factor económico. Los útiles de aseo y las barreras como las mascarillas, especialmente las que ofrecen la mayor cantidad de protección subieron de precio y se han mantenido arriba. Algunas opciones reutilizabas como las de TNT y tejidas no ofrecen las mismas opciones de seguridad que las desechables o con mayores capas de filtrado como otras. Además hay que agregar alcohol gel, guantes, protectores faciales y todos los elementos de protección que no siempre están al alcance de todos.

Algunos precios de referencia de las mascarillas en algunos proveedores

Finalmente, hay un tema que traspasa las barreras de Puerto Montt y tiene que ver con la resistencia de las personas a seguir los protocolos de seguridad en la pandemia, e incluso a dudar abiertamente del virus.

Esto tras años de devaluar el valor de la verdad y el bien común a punta de darle plataforma a conspiraciones y personas ignorantes y malintencionadas, promocionar la pseudociencia en medios y crear la cultura del «me lo mandaron por WhatsApp».

En eso hay una batalla compleja que dar y tiene que ver con problemas estructurales de acceso a la información online, ya que en Chile solo existen redes sociales gratis y acceder a otros links tiene un costo de datos, lo que limita el acceso a la población que no tiene otra forma de comunicarse o como pagar un plan de Internet hogar.

La tendencia en Puerto Montt apunta a que la Cuarentena seguirá durante los próximos meses, pero en eso hay tanto foco en lo que se pueda hacer a nivel de autoridades, como también que pueda hacer el ciudadano en su vida diaria, en donde le tome el peso real al momento actual, utilice correctamente la mascarilla en los momentos adecuados y deje de darle espacios a conspiraciones que pueden tener efectos nocivos en quienes se encuentran en peores condiciones para enfrentar este virus.


Autor: Jorge Inzulza

Periodista, mente inquieta

Opina con nosotros.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.