Inicia la temporada de Inktober en el mundo de la ilustración

Octubre marca el inicio del afamado desafío de ilustración diario “Inktober” para miles de creadores gráficos online, así como sus alternativas y derivados.

Procesador.cl es una plataforma independiente que se financia con publicidad y aporte de lectores como tú.

Considera apoyarnos en Ko-fi

Con el inicio de octubre los circuitos de ilustradores y dibujantes de internet se llenan de hashtags participando y promoviendo diferentes desafíos artísticos en sus redes sociales. El más famoso, y con el que partió todo, es el afamado “Inktober”.

El desafío “Inktober” se remonta al año 2009, cuando el ilustrador estadounidense Jake Parker buscaba perfeccionar sus habilidades con las herramientas tradicionales de tinta, pincel y plumilla. Inspirado por los tradicionales ejercicios de repetición comunes en las artes visuales, como dibujar 100 manos o llenar cuadernillos con bocetos de poses, se propuso dedicar el mes de octubre a crear una ilustración diaria en base a tinta. Como una manera de compartir este ejercicio personal (y probablemente buscar un poco de motivación en la dimensión comunitaria), compartió la idea con colegas y contactos.

El efecto bola de nieve no se hizo esperar y cada año se sumaban más personas se sumaban al desafío y compartían sus resultados marcándolos con el hashtag Inktober. Inicialmente cada quien ilustraba lo que se le diera la gana o lo que se le ocurriese. El 2016, con una comunidad cada vez más grande y una popularidad memética, Parker publicó la primera lista “oficial” de palabras para inspirar a los participantes. La llamada “prompt”, que Parker publica cada octubre desde entonces, es una lista de 31 términos que los participantes en la dinámica pueden usar para enfocar sus ilustraciones, de modo que miles de artistas puedan ofrecer sus particulares interpretaciones de un mismo concepto.

Lista oficial de inspiración para Inktober 2020

Muchos artistas y comunidades de creadores, inspirados por la actividad y la posibilidad de dar a conocer su trabajo y llegar a nuevas audiencias gracias a los hashtags, generaron nuevos desafíos, versiones y modificaciones de la idea original. Muchos ilustradores armaron sus propias listas, algunas temáticas inspiradas en sus franquicias o sujetos favoritos (Disney, animales, mechas, etc.), otras se inspiraron en las celebraciones de octubre como Halloween, e incluso surgieron algunas iniciativas que se desarrollan en otros meses como “Mermay”, en que se ilustran sirenas durante mayo. Algunos artistas de otras disciplinas como la fotografía también han adoptado el modelo y generado sus propios “tober”.

Cabe destacar que muchos ilustradores a nivel mundial han tomado el desafío para ir más allá de tomárselo como el ejercicio técnico que fue en sus inicios, y han aprovechado el impulso para generar productos para sus tiendas online o incluso publicaciones. Un buen ejemplo de esto es el autor nacional Johnkillikn (Diego Frías), que usó la dinámica de «Inktober» para iniciar su primer cómic, Phoibos, autopublicado en 2018 y cuyo recopilatorio será editado por Ariete en 2020.

Página de Jhonkillink hecha en el marco de Inktober 2018.

El pueblo vs. Parker

Como toda actividad que crece y gana notoriedad, Inktober no podía ser ajeno a la polémica y la discordia. En 2019 Jake Parker inscribe “Inktober” como marca registrada a su nombre como creador y recibe la mirada crítica de muchos online. Quizá no hubiese pasado de un grado relativamente suave de recelo si no hubiese sido porque al poco tiempo los abogados de Parker comenzaron a hacer llegar cartas de “cese y desista” a decenas de artistas que habían publicado bajo el sello “Inktober”.

Proyecto final de Inktober 2017 de Jake parker

La reacción de la comunidad no se hizo esperar y fue furiosa, dejando caer su juicio sobre Parker. Se le acusó de instrumentalizar a la comunidad para su propio beneficio, de tratar de capitalizar una dinámica que muchos percibían como horizontal y descentralizada más allá de haber tenido un creador original, e incluso de tratar de apropiarse del trabajo de artistas individuales.

Al tiempo, Jake Parker salió al paso intentando aclarar que el uso del hashtag y la participación en el desafío eran tan libres como siempre y no implicaban la pérdida de derechos sobre ninguna creación, pero que el uso del logotipo que diseñó como sello oficial de “Inktober”, sobre todo para usos comerciales, era lo que se pretendía regular. Ello motivado por la creciente monetización que Parker hacía desde hace años con la dinámica a través de convenios comerciales y promociones con marcas de artículos de arte y editoriales, así como merchandising propio.

Drawtober, una lista más relajada que no considera dibujar a diario

La comunidad quedó profundamente dividida y muchos comenzaron a restarse de “Inktober” y a criticar vocalmente tanto el certamen, como a su creador. Muchos otros fueron migrando a otros de los hashtags, cuyo número y variedad se incrementó exponencialmente.

Cuando se acercaba octubre de 2020, y en medio de las persistentes críticas a Parker por las polémicas del año pasado, reventó otra pequeña bomba en la comunidad de ilustradores. Parker había estado preparando y anunciando un libro de técnicas básicas de ilustración en tinta llamado “Inktober All Year Round: Your Indispensable Guide to Drawing With Ink”, que estaría disponible a través de Amazon en septiembre. Unas semanas antes de su lanzamiento, el artista estadounidense Alphonso Dunn, autor de una popular guía propia de técnicas en tinta, acusó públicamente a Parker a través de su canal de YouTube de plagiar tanto el contenido, como el diseño de su texto. Como era de esperarse, esto revivió la animosidad de la comunidad en contra de Parker y, por extensión, en contra de Inktober.

Si bien, según Parker, sus abogados están revisando el asunto, la editorial decidió retirar la publicación de su libro por mientras y no ha habido ningún anuncio oficial respecto de su publicación o de la acusación. Mientras tanto, octubre ha iniciado y miles de artistas se han volcado a producir obras bajo los hashtags que más les motivan y acomodan y los están compartiendo en sus redes sociales. Si se encuentran en Instagram, Twitter o cualquier otra red, lo más probable es que tengan la oportunidad de ver fantásticas creaciones de sus autores favoritos, o tengan la posibilidad de descubrir a nuevos referentes si deciden explorar un poco el mundillo de los “tobers”, tanto del original, como de los alternativos.

Procesador.cl es una plataforma independiente que se financia con publicidad y aporte de lectores como tú.

Considera apoyarnos en Ko-fi

Opina con nosotros.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.