«Spree»: Todo por los likes

La cinta protagonizada por Joe Keery es una frenética exploración de la búsqueda de atención en Internet, especialmente para quienes crecieron con la red y están dispuestos a todo por la fama

El film de Eugene Kotlyarenko es una experiencia en sí misma. La forma en la que cuenta la vida de Kurt Kunkle (encarnado por el actor famoso por Stranger Things) , un joven que comienza a documentar su vida a través de redes sociales desde muy pequeño en búsqueda de la fama online, está contada frente a distintas cámaras.

«Spree» se mueve entre cámaras web, celulares y cámaras de seguridad para configurar un relato del siglo XXI en donde todo es grabado o transmitido, querámoslo o no.

MV5BZjY1MGU2YWQtMmJiZC00MzBmLWI4MzYtMGFlNjJlOWU2Nzc3XkEyXkFqcGdeQXVyMTAxNDM4Nzgx._V1_

Like and Suscribe

Kurt Kunkle ha dedicado su vida a la red y queda claro en el montaje inicial en donde se mueve por su canal de Youtube, distintos retos de moda en redes sociales y presencia en varias plataformas, pese a que después de crear todo este material, no logra superar la «barrera de los dos dígitos».

Kurt no abandona su sueño de fama online por nada, ni siquiera cuando Bobby (Joshua Ovalle)  uno de los niños que cuidó desde pequeño como trabajo de medio tiempo, se transforma en un gigantesco streamer con diversos ingresos, contratos y promociones pagadas.

MV5BNTk2MzBlZTAtNTA5NS00MmFjLTlhZTUtOGU0MDNkODM1M2EwXkEyXkFqcGdeQXVyMTEyOTA5MTg1._V1_

El plan de Kunkle para lograr esa fama online es claro: Filmar sus carreras en la app «Spree», basada en Uber, en donde filma a las distintas personas que se suben a su vehículo, en lo que será su último viaje. Ya que transmite en vivo el asesinato de sus pasajeros. Excepto el de la comediante Jesse Adams (Sasheer Zamata) , la cual logra escapar de este traslado, cuando se pelea con otro de los pasajeros.

Kurt se obsesiona con la artista y en especial con el número de seguidores que tiene y planea terminar con su vida, por la notoriedad que le dará este hecho.

Pese a la transmisión de la muerte de sus pasajeros no logra los fans que tanto desean, lo que genera la burla de Bobby y la frustración del conductor. Ahora junto a a comediante, su lista de objetivos se amplia a matar al streamer y robar su feed en vivo, lo que genera que miles de personas siguen el camino de ultraviolencia de este joven a lo largo de las calles de Los Angeles.

No olviden  Suscribirse a nuestro canal

Pese a la violento del relato, la interpretación de Joe Kerry como un adolescente obsesionado con la fama online es cautivadora, ya que su traslado desde hijo del Internet de alta velocidad a asesino en serie siempre es contado con el formato de Youtube o Twitch.

Kurt siempre le habla a la cámara, está constantemente revisando el chat y compartiendo material para la cámara. Todo se ve en términos de visitas o comentarios de los usuarios, que tienen su parte importante en el relato y la puesta en escena. Es una cinta creada e inspirada por la red.

Las comparaciones con «American Psycho», el libro de Bret Easton Ellis, tiene cierta base más allá del marketing del film. Kurt Kunkle no es un exitoso yuppie, pero si es un ciudadano digital, cuya vida ha sido definida por perseguir su lugar en esta economía de la atención.

MV5BYWFkYWIzMjUtODkzNC00ZmQ0LWI2MWItZmM2NjYwZWU1MmY1XkEyXkFqcGdeQXVyMTE2MzQzODIx._V1_

En eso «Spree» siempre hace una diferencia dura entre el relato que se cuenta a través de las cámaras de celular y las regulares de cine, en donde uno es mundo que se siente más «real» pero tiene metas artificiales (la adoración digital a punta de likes), el que contrasta con un lugar en donde la gente logra ese éxito online, casi sin planificarlo, sea desde el mundo de la comedia, la música o el estilo de vida, lo que aumenta su frustración por algo a lo que ha dedicado su vida, pero que no le da la notoriedad que busca, por lo menos en el momento (ojo con el final)

«Spree» es un relato trepidante que tiene suficiente comentario sobre los peligros de la obsesión online y el definirse por el éxito que da la red y un humor negro sobre la seguidilla de asesinatos, los cuales pese a su brutalidad, no logran interesar al público, el que se ha vuelto insensible ante tanta información en la red.

Calificación 7/10

Autor: Jorge Inzulza

Periodista, mente inquieta

Opina con nosotros.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.