Cámara increíble, Pantalla Increíble y una obsolencia que dura mucho más

 Durante estos días la promoción del Samsung Galaxy Note 20 ha estado presente a gran escala tanto en retail como en redes sociales, pero abre la pregunta acerca del modelo que se instaló para la venta de Smartphones en Chile.

¿Es sostenible pagar más de un millón de pesos por un equipo que perderá soporte en poco más de un año?

Mientras el mundo arde por todo lados los nuevos teléfonos flagship de compañías como Samsung siguen sin problemas con campañas de gran escala y en unos meses más se esperan anuncios de Apple para su nuevo iPhone, siguiendo el ciclo de vida de los Smartphones, los cuáles han dejado de ser equipos para quienes necesitan un poco más de poder móvil y se transforman en casi una necesidad.

05-spiralbinder2.jpg copia.jpg

Coticemos

Pasado el Cyberday en Chile, podemos empezar a ver la distintas opciones que tiene el mercado para usuarios móviles, especialmente para usuarios que por temas laborales o personales son usuarios que necesitan tener mucha más potencia en sus teléfonos.

Me vi en esa encrucijada viendo cómo renovar un Samsung Galaxy S9 que ha dado bastante para ser un equipo que tiene dos años, lo que términos de telefonía parece ser una eternidad.

Tras diversos ciclos de carga, trabajo en terreno y una que otra caída, el equipo está muy lejos de estar en las mejores condiciones. La pantalla está entera, pero tiene problemas de componentes, cierto ghosting y manchas internas, mientras que la batería dura un par de horas. Para la compañía ya es un teléfono que más allá de algún parche de compatibilidad, no merece llevar un sistema operativo, privilegiando a modelos más nuevos.

pexels-photo-987585
Photo by freestocks.org on Pexels.com

 

Samsung hoy tiene cuatro grandes líneas disponibles, la Serie A, que es mucho más barato y cuyos componentes son más baratos y cercanos al bolsillo, pero con un nivel de obsolescencia programada mucho mayor. Pensados en tener una cámara competente y estar conectado a través de redes sociales, son una puerta de entrada bastante competente.

Luego la Serie S y Serie Note se mueven entre lo más premium, tanto en su precio como en sus prestaciones, desde cámaras comparables a DLSR y Mirrorless, hasta niveles de procesamiento similares a un Notebook, se transforman en un nuestro nexo con la vida personal y laboral. En un país tan obsesionado con el «Envíamelo por Whatsapp», las capturas de pantalla, los mensajes y el manejo de fotografías y datos, tener un teléfono competente hoy se trasforma menos en una opción y más en requerimiento.

Incluso es un tema de conversación cuando nos reuníamos (¿se acuerdan de esos tiempos?) acerca de cómo es el celular y qué tan buena en su performance. La Serie Z de teléfonos doblables llegó a Chile con precios prohibivos, pero que mejor conviene invertirlos en un flaghsip como las otras series más avanzadas de la compañía

pexels-photo-1156684
Photo by Arun Thomas on Pexels.com

En la otra vereda

Apple también tiene una fuerte presencia en nuestro mercado y pese a que ha hecho algunos cambios esperables en sus teléfonos con el paso del tiempo, como mejoras en su performance y cámara, mayormente no hay mucha diferencia en la experiencia de usuario. El conector es el mismo, los materiales son todos de alta calidad, la cámara es de una calidad esperable por el precio. Es la experiencia premium de siempre, sin sorpresas y sin sobresaltos.

Su mayor innovación ha sido ofrecer modelos más económicos (ya vamos a ir a ese punto), como el iPhone XR y ahora el iPhone SE, los cuales son experiencias gama media, con el nivel de respaldo y facilidad de uso de la marca.

pexels-photo-1322360
Photo by Lisa Fotios on Pexels.com

Lo positivo de Apple es que su nivel de respaldo es mucho más largo con todos sus equipos. Por ejemplo iOS 14, que se encuentra en beta abierta, ofrecerá soporte al iPhone 6S, ese es un teléfono que está a punto de cumplir 5 años de su lanzamiento, por lo que en cuanto a valor, Apple tiene una cantidad de años y soporte garantizado con sus equipos, al contrario de los ciclos más cortos en Android.

Lo que falta si es que en Chile, las empresas que se dedican a la reventa oficial o las misma compañías de teléfonos dejen de traer siempre las peores versiones de cada equipo de la compañía de Cupertino. Ofrecer un teléfono de sistema cerrado como un iPhone con 64 GB, a un precio premium es de una avaricia impresentable.

La Batalla por el medio.

¿Pero qué pasa con otras compañías como Huawei, Xiaomi, OneNote y otras?

Están haciendo cosas interesantes, especialmente Huawei que incluso con su complejo escenario con Google, está ofreciendo experiencias bastante buenas con sus equipos.

Los fabricantes chinos están haciendo una interesante competencia por la experiencia gama media o casi premium, con precios con un poco más de cabeza fría. Están llegando con equipos a $400.000 o $500.000, que son similares a equipos de Samsung que ya tienen un año, pero con un soporte mucho mayor.

Hoy el sistema de comprar un equipo que vale tanto como un notebook de gama alta para luego cambiarlo al año o año y medio no es sostenible en una etapa post pandemia y tiene que ver mucho como se ha configurado el mercado chileno.

pexels-photo-1431606
Photo by Gotta Be Worth It on Pexels.com

Samsung, Apple y en menor medida Huawei, están muy bien posicionadas como marcas, tanto desde su presencia de equipos, accesorios y respaldo. El gran avance que han hecho es ofrecer un ecosistema completo, con sus distintos audífonos y relojes inteligentes, en donde cambiarte a una marca menos conocida es un riesgo por compatibilidad o soporte.

Experiencia como las de Google Pixel, la cual ofrece celulares sin muchas luces, pero con un procesador competente y buena cámara por poco dinero, o bien OneNote que tiene de las mejores experiencias Android por un precio más cercano a la gama media que un flaghsip. ninguna de esas marcas está presente en el espectro nacional y quienes las tienen las han importado liberados, o bien los han comprado en empresas más especializadas.

pexels-photo-56904
Photo by Torsten Dettlaff on Pexels.com

En una economía mucho menos potente que hace 6 meses, la propuesta de un nuevo teléfono a más de un millón de pesos se hace cada vez más atractiva, por lo que tanto en Chile como en el mundo queda un espacio importante en el mercado para teléfonos que sean competentes y a un precio razonable. Una batalla por el medio, por el «es más que suficiente»,  básicamente el Toyota Corolla de los celulares, algo que te permita moverte en el hiperconectado mundo de hoy, sin que tengas que pensar en 24 o 36 cuotas.

¿Qué compañía dará pasos en esta vía?

Autor: Jorge Inzulza

Periodista, mente inquieta

Opina con nosotros.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.