“La Jauría”: Un sólido y perturbador relato

La producción de Fábula para Amazon Prime Video se propone una gran tarea. Contar una historia de drama de una forma metódica que habla de violaciones a menores, secretos de la clase alta, poderosos enemigos y un macabro juego.

Prime Video se ha transformado en una buena vitrina para las producciones nacionales y sus principales actores, como fue en su momento con “El Presidente”. Pero “La Jauría” es una propuesta radicalmente distinta, es un policial puro y duro.

En ocho episodios empieza a mostrar de una manera metódica y potente la vida de un colegio de clase alta en donde un profesor es acusado de violación y abuso, lo que motiva una extensa movilización de las alumnas, lo que divide a la comunidad escolar.

MV5BOGM3ODMxZmUtOWU3NC00ZTNiLWJkODYtMTFjOWZiNGQ2MDFiXkEyXkFqcGdeQXVyNDk4MjI0MzE@._V1_SY1000_CR0,0,1333,1000_AL_

Pero no es el único punto que afecta a este colegio, una de sus alumnas desaparece y se empieza a conocer una retorcido juego online que involucra a  distintos hombres (jóvenes y adultos) que marcan a mujeres como presas. Este juego es una especie de ballena azul y “Nido”en donde distintos hombres comparten fotos de menores de edad para otros participantes.

El punto final de este juego, es que los participantes raptan a una mujer y la violan grupalmente, destino que tuvo una de las alumnas desaparecidas, lo que afecta a toda la comunidad, familia, medios y la opinión pública general.

Muchos relatos en poco tiempo.

El equipo tras las cámaras tiene bastante experiencia, desde Lucía Puenzo, guionista de la muy recomendada «XXY» que ahora dirige y Marialy Rivas, Directora de «Jóven y Alocada», además de Enrique Videla, con amplia experiencia como guionista de dos pesos pesados en la ficción latinoaméricana «El Reemplazante» y «Prófugos».

El casting de la serie es una colección de los principales actores nacionales, con destacadas trayectorias en cine y televisión, siendo algunas de las presentaciones más destacadas las de Antonia Zegers, María Gracia Omegna, como parte del equipo de la PDI que investiga el caso; lo mismo con Pancho Reyes como un obscuro sacerdote y director del colegio, quien forma una potente red de protección para los alumnos involucrados en este juego, conformado principalmente por un grupo de rugbiers, hijos de personas con mucho poder y dinero, intocables frente a este complejo caso.

MV5BM2E0YTk4YjUtOWVjYy00NGM1LWFiNDUtNzFkOWQyYjkwYjQ3XkEyXkFqcGdeQXVyOTA5OTU5MTc@._V1_

También destaca Mariana DiGirolamo y y Paula Luchsinger como las alumnas que lideran este movimiento estudiantil contra los abusos y los encubrimientos, esta última también hermana de este joven desparecida, quien gracias a sus conocimiento de Internet puede involucrarse en este juego y obtener importantes datos de como funciona una red cada vez más grande.

Por si no fuera poco, la red online de material empieza a revelar varios secretos: desde adopciones ilegales, participación de Neonazis como criminales de encargo e inclusos asesinos en serie. A veces se siente un poco claustrofóbico en ocho capítulos y podría haberse desarrollado de una manera más larga.

MV5BMGZiOWM0YjUtMDU1MC00MWZkLThlNTctZjAxNzQ1OWQxZDc5XkEyXkFqcGdeQXVyNDk4MjI0MzE@._V1_SY1000_CR0,0,1333,1000_AL_

Una de las muestras más claras de esto, tiene que ver con el papel de Daniela Vega como la detective Elisa Murillo, de la Brigada de Homicidios de la PDI, en donde encarna a un personaje misterioso y con una historia oculta, que tiene una relación cercana con el personaje de Alfredo Castro, un asesino en serie que actuó como un vigilante que mataba a poderosos, corruptos y abusadores. Una historia muy interesante y que raya incluso con una ficción más potente, pero que se siente como algo que no conecta 100 por ciento con el resto de la trama central, pero es bastante solido en sí mismo. Si esto se pensó como la semilla de un Spin Off o segunda temporada se entiende, pero no en un relato contenido.

Momentos que rompen la atmósfera

La Jauría hace muchas cosas bien, tanto en su guión como lo técnico. Logra hilvanar un relato con la profundidad necesaria, en especial para hablar de temas tan complejos como una red de abuso y el poder necesario para sostener una maquina de este tamaño, además de hablar de quienes la componen con un grado de inteligencia importante en donde pueden estar los misóginos de siempre, pero que la radicalización de los hombres puede tocar a cualquiera, incluso a los jóvenes mejor intencionados, pero que en búsqueda de apoyo o de encontrar su lugar en la sociedad, terminan aceptando este nivel de oscuridad y odio en ellos.

Lo mismo frente a ciertos puntos de la factura técnica de la serie, la cual tiene una estética definida, tanto en su atmósfera como en su uso de los colores, con contrastes claros para poder contar una historia en donde los rostros y sus emociones son importantes.

MV5BMjgzNGI2OWYtZTM1NC00ZmQzLThiMTItNWQ4NDg1M2NkZTM0XkEyXkFqcGdeQXVyNDk4MjI0MzE@._V1_SY1000_CR0,0,1333,1000_AL_

Pese a esta presentación hay algunos momentos argumentales y técnicos que te sacan de la atmósfera, desde algunos giros argumentales que no vamos a spoilear, porque ocurren en el último episodio, hasta algunos temas técnicos como camarógrafos que se ven en el reflejo de ventanas y diálogos en post que no calzan correctamente, especialmente en una producción de esta escala.

Otro punto que saca del relato es la forma como se presenta este juego de Internet, con tecnología que es una mezcla de The Matrix y Hackers, con un tufillo a Deep Web, lo mismo la PDI que tiene sistemas satelitales y de investigación que ya se lo quisiera INTERPOL, en algunos momentos es demasiado conveniente y tiene una cierta idealización de como funciona Internet, los hackers o cualquier tipo de sistema en línea en este siglo.

MV5BYjgwZmQ4MjYtMTRmMC00NjY5LWIyMWYtYzA0MDFlMDdhYzJmXkEyXkFqcGdeQXVyNDk4MjI0MzE@._V1_SY1000_CR0,0,1333,1000_AL_

Pese a esto, la serie es lo suficientemente sólida y maneja de una manera competente lo complejo de sus temas y en donde las escenas más fuertes están trabajadas de una manera que no se sienten burdas. Como decíamos anteriormente algunos líneas argumentales necesitaban un poco más de oxígeno para desarrollarlas de mejor manera, pero sin duda es uno de los trabajos de ficción más interesantes que se ha hecho en Chile en un buen rato y es muy positivo que tenga un espacio en Streaming, en donde puede llegar a un público más masivo y fuera de nuestro país.

Calificación 8/10

Autor: Jorge Inzulza

Periodista, mente inquieta

Opina con nosotros.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.