«Search Party»: La Novela Noir Millenial

Se ocupa bastante el término de maratones series, pero seamos francos, no todas tienen esa cualidad tan desarrollada y su consumo se basa en no quedar fuera de una  conversación, pero “Search Party” tiene esa habilidad perfectamente refinada de dejar ganchos hasta en el último segundo antes de los créditos.

Su tercera temporada se encuentra integra en HBO MAX desde la semana pasada luego de que sus capítulos anteriores fueran emitidos por TBS (también por la señal Latina de este canal).

Con esa cantidad de capítulos es el momento correcto de meterse en esta comedia negra que sigue a cuatro jóvenes millenial que viven una existencia sin mayor problema en Brooklyn. Desde una artista visual  Dory Sief (Alia Shawkat), su novio Drew Gardner (John Reynolds) y sus dos amigos, Elliot Gross un mitómano absoluto en búsqueda de atención (John Early) y Portia Davenport, una joven de clase alta que intenta ser actriz (Meredith Hagner).

Dory, aburrida por una vida sin sobresaltos se obsesiona con la desaparición de una conocida de la Universidad e intenta averiguar su paradero, llevando a sus amigos a encontrarla, ya que piensa que puede estar en peligro.

MV5BNWMwYWJlMWQtYWY5NC00MTdjLWFkMDItMjY2YmQzZmY1YzJmL2ltYWdlL2ltYWdlXkEyXkFqcGdeQXVyNDU4Njg2MzM@._V1_SY1000_SX1500_AL_

Este intento de trabajo detectivesco amateur la lleva a involucrarse en un caso cada vez más profundo y cuyas revelaciones nunca se saben si son de verdad un avance en la búsqueda o bien una necesidad de continuar este aventura, para escapar de su rutinaria vida

“Search Party” tiene una mezcla perfecta entre drama y comedia, contrastando lo severo de un caso criminal con el arquetipo del millenial estadounidense de clase alta. Con mensajes claros acerca de como la vida adulta tiene consecuencias claras y efectos más allá de la visión más narcisista que se construye desde un perfil de redes sociales.

search-party

 

La forma en la que están construidos los episodios se prestan absolutamente para consumir una temporada en pocas horas, especialmente porque sus capítulos de 22 minutos, pero sin absolutamente un gramo de grasa, en donde cada minuto cuenta para desarrollar la historia y dejarte enganchado con el siguiente episodio a través de giros argumentales orgánicos y verdaderamente sorprendentes.

Podríamos hablar mucho más de la serie, pero esta debe verse con la menor cantidad de datos posibles para poder disfrutar sus distintos giros argumentales.

Calificación 8/10

Autor: Jorge Inzulza

Periodista, mente inquieta

Opina con nosotros.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.