Día Nacional de Los Pueblos Originarios y como se borraron los apellidos Mapuche por cerca de 20 años en Chile

El tema de los pueblos originarios en Chile tiene muchas aristas, pero hay una identitaria que vale la pena recordar: entre 1970 y 1990 muchas personas de ascendencia Mapuche cambiaron sus apellidos a través del Registro Civil para evitar ser discriminados en opciones laborales o por la sociedad en general, limitando gran parte de la reconstrucción histórica y de la identidad nacional.

Durante el Censo del 2017 que se generó para arreglar el del 2012, uno de las preguntas abreviadas que se le hizo a la población era sí «Se sentían parte de un pueblo originario», esta información es autoreportada.

Esto es importante porque la cifra final no supera el 10%, aunque por mera estadística y respondiendo al mestizaje de nuestro país, el porcentaje sea mucho mayor. Y es es uno de los puntos importantes que define la relación del chileno promedio, de sentir que el pueblo originario está supeditado a territorios específicos, casi con ropa tradicional y no vive en gran parte de nosotros.

Censo_2017

El borrado de la historia vía oficina

Gran parte de ese proceso de esconder el origen tiene que ver con la historia rural y patronal de nuestro país, en donde la idea de la movilidad social tiene que ver armarse a uno mismo desde cero y superar obstáculos.

Pero en un país en donde en pleno siglo XXI se sigue preguntando de que colegio salimos, hay cierto filtro de pelaje con el origen personal de cada uno, para ver si es posible que podamos estar en medio «de la gente como uno».

Según datos del Registro Civil entre 1970 y 1990 al menos 1000 personas realizaron la solicitud de cambio de apellido bajo la ley 17.344 que habla de «menoscabo moral» en los nombres. Eso tiene un ejemplo multiplicador en las familias hacia adelante ya que se borra la historia personal por un trámite administrativo

mapuche-manifiesta-derechos

Esto podría parecer extraño en la actualidad, pero no causa tanta extrañeza si se revisa por ejemplo con un apellido puede limitar (o facilitar) las posibilidades laborales o de acceder a ascensos o capacitación en algunas industrias. Recordemos que hasta mediados de los 90’s cuando se empiezan a masificar los teléfonos celulares, en la Región Metropolitana los números fijos de las casas se asignaban por comunas y no era raro pedir prestado un número de una comuna menos estigmatizada para optar a una entrevista laboral.

Es así como algunos apellidos como Catrileo se transformaron en Caviedes o Pichum en Paloma, españolizando los términos o bien se les agregó un toque inglés transformando a Huala en Wallace.

Temas importantes para entender la relación de la sociedad con sus pueblos originarios, especialmente el mapuche y la historia de discriminación existente, en medio de esta fecha que conmemora el Solsticio de Invierno y la importancia en sus tradiciones ancestrales.

Autor: Jorge Inzulza

Periodista, mente inquieta

Opina con nosotros.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.