Blackberry dice adiós. La desaparación del ex líder de los smartphones.

TCL, la misma marca de los televisores ultrabaratos, y dueños de la marca Blackberry decidió terminar la producción de estos equipos, finalizando así la historia de una de las compañías que definió a los smartphones 

Los Blackberry fueron los topes de linea con equipos que iban desde clamshell, candybar hasta sus modelos más grandes. Todos con teclado físico, trackpad e integración con e-mail de forma casi nativa.

La historia de la compañía fue la del crecimiento de los smartphones en la era previa a las pantallas táctiles, en donde dominaron un mercado hiperconectado, con aplicaciones como BlackBerry Messenger, al igual que versiones de los chats de Microsoft y Facebook, aprovechando ese teclado completo.

No avanzaron con los tiempos

De esta manera, Blackberry Key 2 será el último equipo de la marca, que se quedó detrás en un mundo móvil dividido entre Android e iOS, con teléfonos cada día más rápidos, con pantallas OLED de alta definición y cámaras de corte profesional.

 

En algún momento a través de sus modelos Curve, Flip, Pearl y Storm, llegaron a tener 79 millones de usuarios el 2011, ya que junto a los elementos que indicamos, su sistema de seguridad era envidiable.

Su Messenger, como también el equipo en sí tenía un pin único de seguridad que estaba asociado al equipo y que permitía enviar mensajes descentralizados entre equipos. Su sistema de seguridad fue tal que la gran mayoría de las movilizaciones ciudadanas en Egipto durante el 2010.

Blackberry.jpg

Particularmente, muchas de los elementos de Blackberry, menos su seguridad, viven en los teléfonos modernos, desde la integración de la mensajería y la cámara, la integración de un conector de audífonos de 3,5 en vez de usar adaptadores como los celulares de Nokia y Sony Ericsson tenían en ese momento (si, entendemos la ironía de que en la actualidad volvimos a los dongles), hasta las luces de colores que indicaban los mensajes en celulares bloqueados.

 Particularmente, yo tuve el BlackBerry Flip Pearl y sin duda su sistema operativo parece muy rústico si lo miras con los ojos de hoy, el celular tenía todos los elementos que lo hacían atractivo. Una pantalla clamshell, que permitía ver notificaciones con el teléfono cerrado, teclado completo con trackpad e integración completa con mail y redes sociales en un equipo pequeño y de alta duración de batería.

51g6bYSqj5L

 

El fin de Blackberry es una mirada clara a las empresas que siempre deben mirar hacia el futuro e innovar, incluso cuando llegas al número 1. Hoy son solo un recuerdo de las décadas pasadas.

 

 

Autor: Jorge Inzulza

Periodista, mente inquieta

Opina con nosotros.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.