Samurai Shodown y la fuerza inextinguible de SNK

Tras KOF XIV, la compañía japonesa SNK apuntó a volver a sus raíces con un Samurai Shodown mucho más honesto y refinado en su gameplay, pero a la vez visualmente interesante y con amor casi reverencial a la historia de la saga.

Samurai Shodown se encuentra en la antesala de recibir su último personaje de DLC en su primera temporada, pero luego de su lanzamiento en el 2019, pudo probar que SNK es una compañía incombustible y que todavía puede crear verdaderas obras maestras.

Vuelta a sus orígenes.

El juego de peleas se lanzó 15 años después de Samurai Shodown V Special, el último de la saga regular y 11 años de «Sen» un inclasificable título, que más parecía una versión desarreglada de Soul Calibur que uno de los bastiones de los Arcades en los 90’s

En esta versión disponible para PS4, Xbox One y próximamente Switch el juego se ve simplificado, tanto en la vuelta original de los personajes de los primeros dos títulos, como también en su gameplay. 

Si comparamos con los juegos de SNK de la era, la ejecución de los distintos movimientos, en particular los especiales, tenían largas barreras de ejecución en un juego mucho más lento y táctico.

En el caso de este título del 2019, casi todos los personajes tienen un porcentaje menor de movimientos, un especial simple, otro más potente y el ataque flash para dar un filoso golpe mortal a tu oponente a cambio de tu posibilidad de hacer supers.

Pero la verdadera estrella son los movimientos normales, ya que es un sistema más lento y con mucha recuperación. Esta propuesta de alto riesgo y alto daño te hace tener verdaderas batallas cerebrales con tu oponente para saber si ese movimiento conectará o no. Lo peor, es que si eres bloqueado o recibes un parry, quedarás abierto para un contragolpe que puede destruir a tu personaje en segundos.

Regujabilidad asegurada

SNK se ha puesto acorde a los tiempos, con personajes adicionales de otros personajes favoritos del público de otros títulos de la saga, pero no ha caído en la trampa de cobrar precios ridículos o cobrar por cambios cosméticos menores.

Una temporada de DLC incluye 5 personajes, escenarios y algunos render 3D retro, emulando a Samurai Shodown 64. 

En el modo Offline están los sospechosos de siempre, un divertido modo Arcade y entrenamiento. No existe un modo historia aparte o mayores coleccionables, más que imágenes y finales al terminar el modo arcade. Es una oferta mucho más sencilla, que otros títulos, pero si tu sensibilidad es más old school, los modos son más que suficientes.

Donde finalmente falla este juego, es en su Netcode. El sistema online tiene caídas y un lag importante. En el caso de un título que demanda tanta precisión como este, se nota demasiado.

Esperamos que en un futuro, tanto SNK como otros desarrolladores japoneses puedan ponerse al día y desarrollar un sistema de juego que sea acorde al presente y podamos continuar con nuestras batallas en red.

Finalmente Samurai Shodown brilla mucho más en su presentación, algo que falló en KOF XIV, dando una gran esperanza de futuras entregas de la histórica compañía japonesa. No tiene tantos modos ni extras como muchos de sus pares, pero su jugabilidad Arcade y en versus es sólida.  Un juego más honesto y refinado que pedirá la mejor estrategia para vencer a tus rivales y por qué no, blandir espadas en tu torneo más cercano

Calificación 7/10

Autor: Jorge Inzulza

Periodista, mente inquieta

Opina con nosotros.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.