Los Prisioneros (Narea y Tapia) : Una hora nostálgica y segura

Dos tercios de la legendaria agrupación se presentaron en Puerto Varas durante este fin de semana. Con una hora y fracción de éxitos dejaron al público conforme, pese a problemas de sonido.

Solo una vez se habló de Jorge González en el show. «Ustedes saben lo que pasó» dijo Miguel Tapia en la mitad de un show que se centró primordialmente en la era de «La Cultura de la Basura» y de «Corazones», ambos discos que conforman el debate de cuál es el mejor álbum de la banda.

Punto aparte es que Tapia y Narea, especialmente este último siga tocando temas de «Corazones», considerando las intrigas pasionales que dieron vida a este seminal disco, pero el rock (y las presentaciones) todo lo curan.

Un catálogo seguro

En una hora y media de show podemos armar un mixtape funcional de Los Prisioneros, pasando por la crítica social de «La Voz de los 80’s» y la «Cultura de la Basura», hasta temas del revival de la banda con «Ultraderecha a inicios de la década pasada.

Acá no hay espacio para el error, porque todos los temas tienen su público dentro de uno de los catálogos más nutridos de la música chilena. Claudio Narea y Miguel Tapia saben eso y tocan los hits esperables, pasan por el lado de la crítica social y recuerdan el San Miguel de los 80’s.

Esta encarnación de Los Prisioneros es una banda de greatest hits, que sabe lo que espera el público y que tras la nutrida historia de peleas, desencuentros y la salud de Jorge González, cumplieron su rol y dijeron todo lo que tenían que decir.

Lo estamos pasando muy bien

Punto aparte tiene que ver con el sistema que tienen las presentaciones en regiones y la discusión de cuáles son los mejores escenarios para poder presentarse. El Casino Dreams, que mantiene una de los ecosistemas de presentaciones más conocido y exitoso de la zona, tiene nuevamente problemas de sonido que no son entendibles para una sala de ese tamaño y esto se ha visto en todo tipo de shows, en donde la ecualización deja bastante que desear.

Baterías que se comen el bajo, artistas que deben sacarse el monitor en medio de las canciones, guitarras desafinadas. El sistema de sonido termina afectando la presentación, pero en regiones nos hemos ido malacostumbrando a obviar esos detalles cuando son bandas nacionales o internacionales.

Da para pensar sobre cuáles son los principales escenarios de la zona y nos encontramos entremedio del Teatro del Lago y el Arena Puerto Montt, siendo el Dreams un mid size, en donde mientras el artista llegue, está todo ok.

Tren al sur.

Los Prisioneros seguirán su tour con fechas en casinos del país, con shows similares y cargados de éxitos, en los hombros de su potente catálogo. Da para pensar si este contacto con el público los llama a volver a generar nuevo material o bien, por respeto a la historia de la banda, seguirán honrando la memoria de los mejores discos nacionales de la historia.

Anuncios