Grandes Abusos de Ayer y Hoy: Las compañías de Internet en Chile.

A través de una reciente pelea con nuestro proveedor de Internet pudimos revisar algunas falencias claras de los servicios en nuestro país, especialmente en la zona sur. Desde sistemas de cobros que no registran los pagos, hasta falta de cobertura, bajos estándares y cortes de suministro sin devoluciones.

¿Qué alternativas tenemos como usuarios?

En el 2019 el Internet es un servicio de primera necesidad comparable con el agua y la luz. Lo digo sin Hipérbole porque mientras la sociedad avanza, tener acceso a la información, trámites y trabajos a través de la red son parte relevante de nuestro desarrollo personal.

Desde trámites bancarios y de Impuestos a permisos, horas médicas y entrega de trabajos. Hoy todo pasa por correos, wetransfers, grupos de WhatsApp y grupos de Facebook por nombrar algunos. Desconectarte, significar literalmente eso.

Lo escalofriante es que nuestra puerta de entrada a la red está amarrada a empresas poco reguladas, que ofrecen servicios que no son, con sistemas de cobro cuestionables y como gran parte de los servicios no podemos cambiarnos tan libremente.

pldt-modem-replacement-900x550.jpeg

Servicios Hostiles

Vamos a un caso más doméstico: desde mi proveedor en Internet (Telsur) me cortaron el servicio sin aviso por no pago de una boleta del mes de enero, estamos casi terminado marzo. Naturalmente voy a le empresa con todos las boletas canceladas a corregir el error y desde la atención de público me indican que las boletas, que la misma compañía emite, no son comprobantes válidos de pago de un servicio.

-Sin ese comprobante del banco no podemos hacer nada

-Pero si el comprobante está acá, con código de su sistema. cómo voy a inventar un pago

-Eso pasa a veces que no se registra el pago y eso tiene que verlo con su banco. Por mientras no hay servicio

Avivadas como estas con “pagos que se pierden” parecen diseñadas, trampas para cortar la cola donde se pueda. Un aprovechamiento que un pago electrónico no dice “pago a telsur” sino que “pago de servicios” y todo se transforma en “El cliente dice y el banco dice” eterno, en donde no tienes acceso a un servicio.

Finalmente, ya que mi trabajo depende de Internet y de poder enviar material, tuve que pagar dos veces, mientras el tema se soluciona con el banco. Uno más de los obligados en medio de un sistema diseñado para que pierdas.

Bonus Track: El servicio al cliente de Telsur vía telefónica no permite hablar con ejecutivos si se debe dinero, incluso para pedir una explicación sobre el error. Asumamos altiro que el cliente no quiere pagar.

images.jpg

¿Y a dónde se va a ir?

Uno de los grandes problemas de esta forma de (des)regulación de Internet es la factibilidad técnica: desde la falta de retiro de cables en desuso y la falta de inversión en nuevos nodos de datos para sectores nuevos y alejados del centro de la ciudad. Sumado a lo débil de la Red que cruza desdel el Bio Bio al Sur, en donde se registran cortes de servicio sin descuentos (como el ocurrido el sábado 23 de Marzo)

Especialmente en la zona de Puerto Montt, con nuevos Datacenters de Telsur, el servicio tiene una fragilidad que preocupa, especialmente al sur de la capital regional en donde las caídas de Internet nos recuerdan que las telecomunicaciones son menos “magia espacial” y más “una serie de cables bajo y sobre el agua, que por favor no se corten”.

Claro, Entel, VTR y Movistar han invertido la nada misma para poder llegar a las nuevas áreas que se están poblando en la capital regional y ofrecen internet hogar que no tiene mayor ancho de banda que un celular y con velocidades del 2004 y precios del 2019.

Hoy la promesa de generar un negocio desde la casa vía Internet se cae cuando se consultan por servicio y se indica que no hay cobertura en gran parte de los espacios donde la gente está viviendo.

Hay una desconexión clara sobre lo que quieren los clientes, ya que la consulta por Fibra Óptica o algo con más potencia, se diluye mientras tratan de ofrecerte Televisión por cable (no IPTV, cable) y Telefonía Hogar en el 2019.

feature-image.jpg

¿Y ahora que?

Reclamar a la Subtel, integrar todos los antecedentes sobre los servicios que no se entregan por parte de las empresas, pero también comenzar a pedir más, mejores velocidades, más prestaciones, menos traffic shapping, un Internet más libre y accesible.

Para todo el discurso de la competencia y el acceso a servicios, al menos Entel, Claro, Movistar y VTR están dejando de competir en ofrecer Internet en sectores fuera del centro de la ciudad.

 

 

Anuncios