Nido de ratas: El Imageboard anónimo más infame del momento en la mira

Hablar del Nido.org, hoy es referirse a un espacio de interacción que durante mucho tiempo pasó desapercibido y que pasó de ser una copia criolla de 4chan, a una máquina de acoso, amenazas y tráfico de imágenes no consentidas. Hoy se suicidó uno de los administradores y la PDI está sobre ellos ¿Que más ocultan estos sitios?

4chan es quizás uno de los imageboards más conocidos mundialmente, su formato permite postear de forma anónima sobre diversos temas que van desde al anime, los videojuegos, música y fotografía, pero hoy este portal es un vertedero lleno de supremacistas blancos y otros indeseables, que terminaron separando el sitio en dos.

Uno en donde existen temas SFW (seguros para el trabajo) y NSFW (no seguros para el trabajo) generalmente pornografía u otros materiales prohibidos.

6chan o su encarnación actual, el Nido.org, se quedó con esta visión cuando intentó replicar el modelo a mediados de los 00’s. Si 4chan eventualmente comenzó a generar filtros o a banear gente el Nido se transformó en un sitio al que no valía la pena entrar, donde se encontraba lo peor y esto gracias a las débiles leyes online que existen en nuestro país.

Para entender como funciona la maquinaria de estos tipos hay que ver dos fenómenos culturales, los grupos de mensajería y los packs

(Capturas difundidas en Twitter por victimas)

Motivados y funcionales

Uno de los temas importantes que se revisa frente al caso de este Imageboard nacional, el que ya tiene denuncias cuando era 6chan es que acá no hay hackers , por lo tanto las amenazas de rastreos por IP o similares son solo chorezas para amedrentar a gente que no sabe, lo que si existe es gente bastante motivada para encontrar y buscar, ya sea por gente en común o bien a través de perfiles públicos en redes sociales, perfiles de adolescentes o incluso niñas.

El grupo de Telegram al no estar centralizado como otros servicios de mensajería, permite borrar los archivos o los grupos de forma rápida. Una de las aplicaciones más seguras de mensajería hoy queda asociada a estos tipos que a buscaban por distintos lugares estas imágenes.

Aquí viene lo complejo y esto es parte de una conversación que debe tenerse con las parejas. Muchas de las fotografías se comparten luego de recibirlas en un contexto de intimidad y que luego, traicionando esa confianza, se comparten entre amigos y desconocidos como una forma de validarse frente al otro.

La cultura del pack, es otro punto relevante en donde las víctimas generan estas fotos para sus parejas o incluso en contextos comerciales. Podemos debatir bastante sobre la legalidad de esto pero hoy el punto es otro. Debido a la cantidad de material que se genera ya sea de forma consensuada o bajo coherción, los usuarios de este imageboard generaron un sistema de distribución que incluye a víctimas entre 13 a 26 años.

(Capturas difundidas en Twitter por victimas)

Enfrentando a la justicia

Uno de los puntos altos en el desarrollo de la investigación a este imageboard, tiene que ver con las amenazas recibidas por victimas y el posteo de verdaderas fantasías de violaciones y secuestros. En casos más extremos se amenazaba con doxxear a estas mujeres si iban a la PDI

Estas denuncias deben ser tratadas como reales, incluso cuando se revisó que algunas de las historias carecían de datos relevantes y las imágenes de secuestros habían sido sacadas de internet (la red es un lugar deprimente)

Pero el suicidio de uno de los administradores de Nido.org da para pensar acerca de los efectos que el y otros actores relevantes del foro podrían enfrentar. La legislación actual podría actuar en casos como almacenamiento y distribución de pornografía infantil, pero aun las leyes actuales no tienen formas claras de perseguir contenido posteado anónimamente o poder denunciar el porno de venganza

¿Qué podemos hacer?

Claramente este tipo de noticia genera varias sensaciones complejas, especialmente en mujeres que una vez más tienen que sentirse inseguras de quienes tienen cerca y ser recordadas de una realidad violenta. Hay guías importantes que han generado ONGS para ser más proactivos en el autocuidado en Internet como Acoso Online y Datos Protegidos.

La tarea más larga es como hombres al dialogar sobre este tipo de comportamiento y dejar de normalizar el compartir imágenes privadas. Gran parte de la toxicidad de los usuarios de este imageboard parten de meterse en una caja de resonancia en donde se amplifica el odio hacia la mujer, debido a una falta de herramientas para comprender rechazos o simplemente su autonomía como persona.

Los usuarios del Nido no son gordos pajeros en un sótano, es gente que trabaja y que estudia dentro de una sociedad, pero no son parte completamente de ella. Se compraron la parada del chico rudo online y de la mujer como objeto catalogable y transable, como es en el porno.

Nunca aceptaron que el mundo cambió y que el intercambio de material privado es parte de una relación consensuada y de confianza, que no son laminas o cartas coleccionables que te consigues con tu grupo de amigo porque te gusto una tipa que viste en la Universidad o en un Evento.

Anuncios