Resumen 2018: las mejores comedias en Netflix

La platatorma de Streaming abrió sus puertas a novatos y consagrados, generando uno de los catálogos más robustos de stand up comedy.

Revisemos los mejores especiales de este año.

John Mulaney «Kid Gorgeous»

El trabajo del ex guionista de Saturday Night Live se siente como un examen de grado donde pone todo lo aprendido durante los últimos 10 años.

Nadie cuenta una anécdota como él, con tantos detalles y con una economía del lenguaje envidiable. No hay tiempos muertos y rellenos, todos los momentos sirven para mostrar escenarios vívidos y llenos de comedia.

Desde charlas de autocuidado en el colegio a odeones construidos en medio de la guerra civil, Mulaney demuestra que hoy es uno de los comediantes más virtuoso del momento.

Hannah Gadsby «Nanette»

Este especial tiene dos particularidades: primero, es una de las comedias menos tradicionales del catálogo, es casi una terapia grupal y segundo, debe verse con la menor cantidad de información posible para ser parte de la experiencia.

El show de Gadsby es brutalmente honesto y tal como el mejor Stand Up, coloca un espejo ante la audiencia y la sociedad, mostrando lo descarnado de esta, pero también la capacidad de sobrevivir.

Iliza Schlesinger «Elder Millenial»

Si hay algo en lo que brilla Iliza Schlesinger es en hilar varias historias cortas sin perder el ritmo, algo que solo se logra con una musculatura específica en cuanto a la comedia.

Schlesinger hoy puede generar una hora de comedia sin nada de grasa, proteína pura, en donde las premisas y los remates son fácilmente reconocibles.

Si en un principio se le comparó malamente con comediantes como Dane Cook, hoy Eliza tiene un estilo propio que logra hablarle a todos, desde escenarios simples pero con chistes novedosos.

John Leguizamo «Latin History for Morons»

El One Man Show es de esos generos teatrales que son de una genialidad pura o caen en la autoindulgencia sin mucho asunto. Pero Leguizamo logra mantener la atencion durante todo el tiempo con su clase magistral sobre la historia de los latinos, contada desde uno de los hispanodescendientes con una de las carreras más extensas en cine y televisión.

Leguizamo armado con una pizarra y su vendaval de imitaciones, cambios tonales y honestidad pinta un retrato vivído de los Latinos con un origen y un aporte ignorado en USA e incluso obviado en la misma América Latina.

El Show de Leguizamo tiene la capacidad de hablar de Eduardo Galeano un momento y luego hablar de como los latinos no se pueden resistir a bailar cuando ponen una salsa. Un imperdible

Dave Chapelle «Equanimity» y «The Bird Revelation»

Lanzado el primer día de este 2018, Dave Chapelle nos mostró que el es una especie en extinsión porque es capaz de hablar de todos los temas por incómodos que sean sin sudar ni una gota.

Desde las acusaciones de acoso sexual de Louis CK y de violación de Bill Cosby, pasando por el gobierno de Trump y como el se enfrenta a un mundo cada vez más correcto y cínico, en los especiales muestra su rango y su capacidad de hablarle a un teatro y luego a un bar pequeño.

Chapelle no teme antagonizar con el público y ocupa esa energía para potenciar su show, es quizás uno de los mejores cómicos hoy en día en el arte de generar un diálogo en donde todo vale para lograr esa interacción.

Natasha Leggero y Moshe Kasher «The Honeymoon Stand Up Special»

Ambos llevan un recorrido muy amplio por la escena de comedia alternativa y terminaron casándose, pero en vez de irse de luna de miel, recorrieron Estados Unidos con su show.

Cada uno realiza un segmento y luego entre los dos interactúan con el público como una suerte de terapia de parejas. Cada espacio funciona, con Kasher brillando con su humor autodestructivo, Leggero con su trabajado sarcasmo y ambos con su capacidad de improvisación con el público. Este especial tiene algo para todos.

Jani Dueñas «Grandes fracasos de ayer y hoy»

Dueñas no es la primera chilena en Netflix, pero si la única que hasta el momento ha hecho un show con una mirada más global y se ha sacado el peso de tener que pensar en el público chileno.

Jani Dueñas eligió premisas que hablan de su vida y sus relaciones con los demás, desde el foco de una mujer que no ha llenado los estándares de la sociedad de casarse y tener hijos. Desde esa mirada construye gran parte de su show.

También escapó de los grilletes de «los hombres son así y las mujeres asá» que es una muleta del stand up chileno, desde la premisa que toda la gente es terrible. Coloca una vara alta para un próximo show ya sea en Netflix como en otro escenario de mantener esa libertad creativa y tocar temas más globales.

Anuncios