¿Y usted todavía cree en el Cyber Monday?

Paginas caídas, ofertas infladas, garantías que no se cumplen.  El Cybermonday ya se estableció como una marca que trae asociadas varias fallas y que más parece un espacio para que las empresas suelten espacio de cara al stock navideño que otra cosa

Este 8 de Octubre más de 200 empresas asociadadas a la cámara de Comercio de Santiago que se unen bajo el paraguas de Cybermonday para ofrecer productos y servicios a precios rebajados. Esa es la propuesta por lo menos.

Se cayó el sistema

Generalmente la promoción del Cybermonday nacional empieza a lo menos un mes antes, pero la inversión de las grandes empresas no se mueve a entregar una mejor experiencia online, o más bien limitada a los productos que efectivamente están con descuentos.

Tickets y filas virtuales, ayudan a despejar servidores ampliamente visitados, pero limitan la gran gracia de la compra online: no enfrentar filas ni ningún tipo de tardanza en nuestra compra.

Otros puntos importantes que no han podido solucionarse es la dificultad de registro en la webs de los grandes del retail para poder comprar, las que muchas veces incluso con usuarios y claves no tienen la capacidad de recordar lugares de envío o preferencias de navegación. Asumamos que estamos buscando una TV en 4 sitios a la vez, por si existen ofertas puntutales, pero al llegar a nuestro turno tenemos que recordar las claves y otra información variada  para generar el envío del producto.

Si el producto está asociado a un stock o bien la web tiene un sistema de tiempo para liberar espacio a otros clientes, tendremos que volver al primer paso. Un e-commerce cavernario.

02.png

Esa mala costumbre de inflar los precios

El gran malestar con el Cybermonday es que si uno conoce como se maneja el mercado de grandes tiendas en Chile, se sabe una idea media de cuanto cuesta algo

¿Una avadora? entre $200.000 y $400.000 mil

¿Una Playstation 4? Desde $250.000 hasta $350.000 en sus bundles más completos

¿Una cámara DSLR? entre $400.000 para los más entusiastas hasta sobre el millón de pesos para los más profesionales.

Entonces ¿De donde salen los precios de antes?

Todas las grandes tiendas e incluso las especializadas tiene ofertas durane el año, las cuáles indican a través de redes sociales y son verdaderemente interesante, hay tiendas de fotografía y computación que en meses más bajos han tenido descuentos de hasta el 40% mientras que en el Cybermonday no llegan ni al 10%. Incluso este año el la promoción se adelanto para no afectar navidad, incluso se podría pensar que esta medida busca liberar espacio en vista al stock navideño, en donde las ventas crecen a un gran porcentaje.

El entendimiento es que se genera una sensación de rebaja, un teatro de los descuentos, con cifras de antes y despues en sus precios, que escapan de toda realidad, pero como todos compran algo ¿Por qué nosotros no?

Incluso cuando hay ofertas verdaderemente interesantes terminamos dándonos con el muro de los stock agotados o bien que se necesita pagar con la tarjeta de la tienda. Situación completamente denunciada

01.png

Reparando una marca dañada

Pese a las críticas de todo el año, el Cybermonday es parte de los hitos del e-commerce en chile hace por lo menos 7 años. Pese a todos los engaños, infraesctrura web deficiente y publicidad francamente engañosa, el sistema se mantiene pero necesita fuertemente una revisión.

La llegada de más actores a competir al territorio, tiene preocupada al retail, que parece estancado en la década pasada en comercio electrónico. Hoy cuando Amazon mira más de cerca a la región y abre cada vez más espacios para venta directa, el mensaje debería estar bastante claro para las tiendas nacionales.

Una situación similar realiza Ali Express, que ha mejorado bastante su cadena de proveedores y permite acceder a distintos productos a una fracción de lo que se encuentra en el comercio local.

Finalmente los negocios locales, que se están haciendo las primeras armas en ventas a través de Facebook e Instagram, deben dar el salto y asociarse con otros actores que permitan el pago electrónico y llegar con su producto a gente de la misma zona.

Y nosotros como clientes, que cada vez tenemos más herramientas para darnos cuenta que los productos que se ofrecen como oferta no lo san tal y vale más seguir a las marcas en cuestión en redes sociales, para encontrar ofertas en épocas más bajas.

Anuncios