El fútbol argentino y la catársis colectiva

En el Monumental de Nuñez, los hombres lloran y le cantan a la desigualdad, tratan de negros a sus rivales y llevan a niños de meses a alentar a River. El fútbol es la válvula de escape de un país sentado en una bomba de tiempo

La inflación en Argentina es una de las más altas en el último tiempo, la gente viviendo en la calle y un dólar que se escapa son parte de la vida

La única constante es el fútbol.

Hay 28 grados en la salida del metro Congreso de Tucumán, pese a que el partido de River Plate con Emelec es a las 19:00 hrs, en la hostal me recomiendan ir mucho antes, porque “acá todo lo masivo es un quilombo”.

Camino al Monumental se notan las banderas en las calles, los kioscos tienen recortes de las distintas épocas del club y las 4 de la tarde ya hay gente en las plazas cercanas al estadio.

Pese a la situación actual el fútbol todavía es barato para a la gente y por 50 mil pesos chilenos consigues entradas increíbles.

Historias de violencia y un estadio que vibra

El fútbol chileno le copió todo al fútbol argentino en lo que a barras se refiere. La ley de acá permite que la policía le niegue el ingreso al estadio a gente con denuncias por violencia en la cancha. Acá hasta comen con los dirigentes.

Tras 1 hora de controles de todo tipo, pude llegar al ingreso de tribuna Sibori, mientras el olor a choripán, hamburguesas y otros embutidos te golpea.

Van familias enteras, con niños tan chicos como dos meses, porque hay que estar y porque se puede. En estos días Charly García y Jorge Drexler hicieron shows con 20 veces el valor del ticket del partido, casi al nivel de las productoras chilenas.

Que la chupe Macri y el Periodismo

El fútbol es un acto político, lo sabe la gente que lo ha ocupado como un espacio de cercanía. En Argentina eso se resiste con todo.

El Presidente Mauricio Macri es uno de los que más recibe insultos, por su nexo con Boca Juniors como empresario, por los recortes sociales y el descontento con el alza del costo de la vida.

Para el hincha los medios son el enemigo, desde quienes gritan en Fox Sport hasta C5N. La vida es simple y la única constante es el fútbol y ganar, como un bálsamo a una vida cada vez más compleja.

Los primeros 45 minutos del encuentro fueron bastante apretadas

“Canten carajo, parecen Boca” grita uno

“Negro puto, sos un cumbiero” grita otro,ante un despeje de los ecuatorianos

Con la entrada del colombiano Juanfer Quintero el equipo cambió y en pocos minutos llegó el primer gol de Pratto y luego con el segundo tanto de Martinez, el ambiente cambió completamente.

Audios de Whatsapp a los amigos gritando los goles, diciendo que “estos son los momentos lindos de la vida” son la tónica.

El descuento de Emelec movió solo a 20 personas en el borde del estadio.

“Se van contentos los negros de hacerle un gol a Armani” dice un hincha orgulloso que el arquero de su equipo esté en los posibles nominados a Rusia.

La salida del estadio es masiva y relajada, porque por 90 minutos se olvidaron de un país que un hincha de unos 60 años le decía a un adolescente

“Disfrutá esto mira que estamos sentados en una bomba de tiempo, lo de afuera revienta en cualquier momento”

Anuncios