Dead Rising 4: Una secuela que ignora a su historia

El primer Dead Rising pese a tener más de una década de existencia, es un juego innovador y que es un ejercicio claro de caos controlado.

Dead Rising 4 pierde el tiempo en elementos que son esperables en juegos de la generación, pero que no tienen nada que ver con entregas anteriores.

Si Dead Rising 3 amplió una formula que fue exitosa, Dead Rising 4 se demora cerca de una hora en llegar un espacio reconocible y que le haga honor a la franquicia.

Dead Rising está muy lejos de la formula del juego clásico diseñado por Keiji Inafune, pero ojo, para nada es un mal juego. Es disfrutable una vez que llegas al mall de Willamette nuevamente, pero en generaciones actuales, Dead Rising 3 es una mejor opción.

 

Autor: Jorge Inzulza

Periodista, mente inquieta

Opina con nosotros.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.