5 películas atípicas para ver en San Valentín

Para el 14 de febrero hay una serie de panoramas para las parejas, pero en medio del vendaval de ofertas, tarjetas, chocolates y otros. El ver un película romántica es una opción que siempre ayuda.

Hoy nos centramos en las distintas, en las lejanas a la formula, en las que no terminan necesariamente con un gran gesto de amor.

Slash

vlcsnap-2018-02-13-15h53m26s289.png

La cinta de Clay Liford recoge varios tópicos: la adolescencia y sus cambios, los amores no correspondidos, descubrir nuestro camino en la adultez y fan fiction, específicamente la de alto contenido erótico o slash

Neil, un jóven muy correcto, está obsesionado con la novela de fantasía Vanguard y secretamente escribe Fan Fiction, lo que hace que sus compañeros de curso lo encuentren raro, pero gracias a eso conoce a Lindsay, una cosplayer que también se dedica a escribir este tipo de historia.

Lindsay tiene novio, Neil aun no sabe que hacer con su vida o si derechamente quiere estar con ella. Se abre una competencia de fan fiction en una convención de fantasía y eso genera tensión entre ellos. No es el tipico romance adolescente de Hollywood lo que veremos aquí, sino gente que está buscando quienes son en medio del amor por lo fantástico y a veces por el otro.

Frank and Lola

vlcsnap-2018-02-13-16h17m18s986.png

Si esta película hubiese sido hecha en los 50s fácilmente la habrían pasado en el TCM un Viernes por la tarde, tiene ese gusto clásico de películas con gente dura y quebrada por la vida, que termina dando todo por amor.

Frank es interpretado por el gigante actoral Michael Shannon, quien vive con su novia Lola (Imogen Poots) y parecen tenerlo todo: Un restaurant que está funcionando, luego del arduo trabajo de Frank, un típico protagonista rudo que se hizo a si mismo. Todo esto se ve quebrado cuando Lola comienza a recibir visitas de su pasado: prostitución, drogas, amenazas. Esto coloca una gran presión en una relación entre gente que sufrido pero que se necesita.

Esta intriga se ve acompañada de una excelente fotografía, escenas filmadas en Canada y en Francia que recogen una historia de gente que quiere hacer lo correcto, independiente de los errores del pasado.

Sing Street

SingStreetband.jpg

John Carney está generando un sello como el mejor director de películas que tienen como foco central la música, tanto en la legendaria Once. Tras un tibio intento en Estados Unidos con Begin Again, volvió a Irlanda a hacer una de sus cintas definitivas: Sing Street

La historia se trata de Conor, que en medio de una empobrecida Irlanda en los 80’s, se cambia de colegio particular a uno católico lleno de reglas y abusos. En medio se dan dos hechos que cambian su vida, conoce a Raphina, quien es muchos años mayor que el y vive en un hogar para niñas frente a su colegio y cuando su hermano cesante le hace escuchar su colección de música, luego de ver a Duran Duran en TV.

Todo esto se mezcla para que Conor cree una banda con el único fin de que Raphina esté en sus videos musicales.

La cinta es una exploración de la música de la época, las precariedades de la juventud y el deseo de escapar a través de los talentos y pasiones. Siempre hay obstáculos, Conor no encaja en su nueva colegio, sus padres están cada vez más cerca de un divorcio en una sociedad altamente conservadora y Raphina está en medio de una relación abusiva con su padre biológico y su novio. Escapar a Inglaterra es la única salida por el momento y varios elementos harán que esa salida se complique.

Ojo también con la banda sonora que mezcla varios hits de The Cure, Duran Duran y Hall And Oates con temas originales de esta cinta.

The One I love

the-one-i-love-sundance.jpg

La frase “esto parece una historia de Black Mirror” se manosea mucho estos días, pero la película de Charlie Mcdowell es un poco eso.

Esta cinta está enfocada principalmente en los personajes de Mark Duplass y Elisabeth Moss, una pareja que visita un lodge para tratar sus problemas de pareja tras la sugerencia de sus amigos y de su terapeuta. Es así que se embarcan en un último esfuerzo por trabajar en su relación.

Al llegar al lugar se dan cuenta que todo empieza a mejorar, se encuentran casi con unas mejores versiones de si mismos, recuerdan los buenos momentos y están listos para volver, pero al parecer en el lugar hay más de dos personas.

Una mezcla entre ciencia ficción, ciencia médica y cambio de cuerpos. Todo es posible en esta historia de amor, superación y rarezas hasta el último minuto.

Seeking a Friend for the End of the World

friend

En un periodo el cine estaba obsesionado con el Apocalipsis, sea cual fuera el tipo: zombie, biológico, nuclear, etc.

Pero esta cinta de Lorene Scafaria. es la más humana de todas, ya que no se trata acerca de como detener este fin sino que en aceptarlo y que podemos hacer durante estos últimos días, siendo la búsqueda del amor, amistad y contención una de ellas.

Keira Knightley y Steve Carrell no deberían funcionar en papel, pero lo hacen en una historia de un hombre que en medio del pánico apocalíptico queda solo, decide ir a buscar a una ex novia y es acompañado por su vecina generando grandes cambios en sus planes originales.

La belleza de esta película es que recoge de forma muy verosímil el periodo de ira, pánico, degeneración, tristeza y aceptación del fin como una parte natural de la vida. En medio de esos caóticos últimos días el amor puede florecer y lo importante es apreciarlo mientras exista.

Esas son algunas de las películas que pueden ver si es que quieren ver algo distinto este 14 de febrero y no caer en las típicas cintas lacrimógenas y predecibles, o lleguen a un compromiso, al final es San Valentín.

Anuncios