Dragon Ball Fighterz es un verdadero fenómeno

 

Si hacemos un poco de historia los juegos de Dragon Ball Z siempre fueron bastante limitados, casi como no juegos, lo importante era incluir a algunos personajes y reproducir partes de la serie.


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La historia de Dragon Ball y los videojuegos trasciende las década, con entregas desde Famicom hasta Playstation 4, pero el trabajo de Bandai Namco con Arc System, conocidos por Guilty Gear y Blazblue contiene uno de los juegos más fieles a la estética de la serie, sino que también referencias, movimientos, voces y varios extras que se centran en la rica historia de este anime.

No es un accidente que el juego sea un éxito, considerando el amplio éxito que tiene Dragon Ball en todo el mundo, incluso para la gente que no gusta del Anime, es parte de una de las series más emitidas internacionalmente y se cruza ahora con un público en búsqueda de un gran juego de pelea.

Esta generación ha sido bastante irregular, con un Street Fighter V que solo ha tomado un valor fuera del circuito competitivo después de salir Arcade Edition, Mortal Kombat e Injustice siguen en sus nichos más norteamericanos, mientras que Guilty Gear y Blazblue lo hacen con sus fans más ligados a lo japonés.

The King Of Fighter XIV en menor medida y Tekken 7 han sido algunos de los títulos que han dejado una marca más visible en esta generación, cada uno echando a manos de la riqueza de sus franquicias.

Marvel vs Capcom Infinite es uno de los juegos que se bien más golpeado, con una selección de personajes y graficos poco interesantes, sumados a un sistema de juego descuidado, era muy difícil volver al nivel de impacto que tenía el caótico Ultimate Marvel vs Capcom 3.

Es ahí donde un juego como Dragon Ball Fighterz cabe perfectamente, en esa suerte de caos controlado, con grandes explosiones, combos interminables y un llamado a la creatividad en el juego.

Dragon Ball Fighterz es un sucesor espiritual del clásico de Capcom en el sentido es que es un juego muy accesible y que tiene una curva de aprendizaje bastante buena y que permite ir aprendiendo diferentes técnicas para pasar de machacar botones a tener mucho más control de cada personaje y sus ventajas.

Hay algunas cosas a considerar con Dragon Ball Fighterz, especialmente con su necesidad de conexión, ya que para cargar el menú, representando en un mapa animado debes ingresar a lobbies separados por continentes y países. En ellos no está Chile, pero generalmente en los lobbies de Brasil y Argentina hay espacio suficiente para ingresar

Todos los elementos están aquí, desde un modo historia, arcade, ranked, partidas locales, entrenamiento y modo espectador, tendrás los suficiente para probar la composición de tus equipos, practicar combos o desbloquear personajes.

La carne del juego son los combates 3 con contra 3 y es aquí donde las similitudes con Marvel vs Capcom 3 no paran, ya sea en la distribución de los botones, la utilización de tus compañeros como ayudas para atacar y generar super masivos, como también la mecánica de Sparking, casi como un factor X, pero sin ventajas sobre el otro.

La mecánica más novedosa es la de llamar a Shen Ron, a través de las bolas de Dragon que permite revivir un personaje, recuperar vida u obtener mayor poder, mantiene las cosas bastante interesantes.

El gran éxito del juego ha hecho que la jugabilidad online sea variada, pero el sistema te permite saber medianamente como será la pelea, indicando arriba del reloj, cuantos cuadros de animación estimados de retrasi existe entre tu y tu oponente.

Eso es vital ya que por el momento existe el abuso de una mecánica del juego, el dragon rush y homing que permite acercarte a tu oponente de manera automática y teledirigida para iniciar un combo. Si bien existen formas de poder castigarlo como los ataques antiaéreos y el deflect, la ventana es muy cerrada y difícil de calcular cuando estás jugando con alguien del otro lado del continente.

Uno de los grandes factores que hacen que Dragon Ball Fighterz sea un éxito, es la mezcla de personajes de distintas eras de la serie, permitiendo mezclar a Yamcha con Cell o a Ten shin Han con Hit, todo manteniendo la estética de la serie y la velocidad del juego, se suma además que se integrarán nuevos personajes al elenco durante el año.

Sea en torneos o jugando con amigos, en el máximo nivel competitivo o dando la vuelta por el Online, Dragon Ball Fighterz es un juego para todos y que toma un lugar interesante en el ecosistema de juegos de pelea para la generación actual.

Anuncios