Barrio Esmeralda y el proceso de recuperación de los espacios urbanos.

Una iniciativa que comenzó como parte del programa de Barrios Comerciales hoy está dando una potente señal a la comunidad acerca de ocupar inteligentemente las ciudades.


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La tarde del sábado acompaña esta iniciativa de la Asociación del Barrio Comercial Barrio Esmeralda en Valdivia y de a poco comienzan a instalarse las mesas en Calle Esmeralda, uno de los sectores mas icónicos de la bohemia en la ciudad, pero que ha sabido dar un giro importante ante la creación de nuevos espacios gastronómicos y eventos.

Cesar Astorga de El Árbol, es antropólogo y nos comentaba que este ha sido un proceso bastante largo, son cerca de dos años de conversación y trabajo con los propietarios de los locales, para generar un proceso que puede parecer simple, pero requiere una logística tanto con permisos como con Carabineros para ofrecer un valor agregado: recuperar un espacio en un calle relativamente pequeña, en donde la gente tiene acceso a todos los locales, en vez de reducirse a ser un estacionamiento más.

La experiencia ha dado sus frutos, pese a alguna oposición inicial, es hackear el concepto de ciudad y entender que espacios como el salir a comer algo o disfrutar del carrete valdiviano es algo que se puede hacer con otro estilo.

El análisis de Astorga es claro: uno de las grandes razones para generar cambios tiene que ver con el crecimiento de un foco gastronómico y de entretenimiento en la Isla Teja, el que tiene un importante nivel de inversión y en una ciudad tan turística como Valdivia, se debe ofrecer un valor y una identidad para atraer al gran público, con ofertas de calidad. Es una competencia interesante para los propietarios y en donde los clientes tienen más y mejores opciones.

Los ejemplos son varios, especialmente en Europa en donde los polos gastronómicos y de entretención están lejos de los automóviles particulares y muy cerca del transporte público, del caminar y de las bicicletas.

Valdivia tiene todas las características para ser una ciudad que pueda abrirse a recuperar espacios día a día. Queda la pregunta sobre que se podría hacer en otros puntos del sur para recuperar varios espacios, especialmente en ciudades que se han vuelto adictas al uso del vehículo, especialmente por el desarrollo de focos habitacionales cada vez más lejos de la ciudad y un transporte público deficiente y con poca inversión.

Queda todo por hacer para recuperar y revalorizar los espacios ciudadanos, algo que en este conocido espacio valdiviano, ya se está generando.

Anuncios