Puerto Manía: El inicio de algo grande

Tal y como conversábamos anteriormente con Camilo Paredes y Alfredo Albrecht de Puerto Montt Lucha Libre, el evento Puertomanía estaba a la vuelta de la esquina.

El 26 de Agosto fue la primera vez que se realizó un evento exclusivamente de Lucha Libre en la capital regional y demostraron que es posible atraer a un grupo importante de personas a un evento en donde se notó que colocaron todo de su parte de causar una buena primera impresión.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cinco peleas se disputaron en la escuela Las Camelias y el público se fue metiendo poco a poco. En cualquier espectáculo de lucha libre, la energía que entrega la audiencia es vital, pero se entiende que en un primer evento, debían conocer de que se tratan los personajes y porque deberían apoyarlos o abuchearlos.

Lo importante es que el público está ahí y respondió, especialmente cuando hoy hay tanta oferta de contenido que sacar a alguien de su casa para ver un show es complejo, especialmente en medio de un frente de mal tiempo, como el de esta semana.

Gladiadores del Puerto

El evento consistió en las peleas de Arcik vs Gerald Alberti; Pequeño Juan vs Do-Kingh, Lemmy Wulf, vs Tyler vs Frank Vera, Remy Azkeel vs Faraón y finalmente la Batalla real de 12 Participantes.

En el Episodio 02 de Procesador hablábamos del nivel de entrenamiento que los luchadores realizaron durante los últimos meses, pese a no contar con todos los elementos para hacerlos, pero nada de eso se notó, ya que todos aprovecharon la oportunidad de un primer evento para presentar luchas entretenidas y técnicamente interesantes.

Arcik vs Gerald Alberti debe haber tenido uno de los silletazos más brutales que he había visto hace rato, Pequeño Juan vs Do-Kingh le recordó al público lo importante que son sus reacciones para el desarrollo de las peleas con más energía.

Lemmy Wulf, es quizás uno de los personajes con más potencial dentro de este y futuros eventos, demostrando buena técnica y supo cambiar sus reacciones ante la respuesta del público, lo mismo que Farón que es un Heel natural y que logró su trabajo haciendo que el público lo abucheara y dejara como el gran heroe e Remy Azkeel, en una pelea que no tiene nada que envidiarle a eventos de otras compañías.

La Batalla real es una gran oportunidad para conocer un poco más quienes han dedicado gran parte de su tiempo para ser parte de este evento, que vio a Remy Azkeel quedarse con el trofeo de Puertomanía en una de las reacciones más calurosas del público.

El potencial para seguir en este escenario u otros está y aquí la difusión es clave, para seguir avanzando más allá de los fans que saben de lucha libre y que están abiertos a ver un show en su misma ciudad, sino también a quien pueda tener un conocimiento más funcional de este tipo de show, recuerde a Titanes del Ring o a la WWE y quiera ver que tienen para ofrecer localmente estos luchadores.

Es bastante, es un buen panorama para toda la familia y tienen todos los elementos para seguir atrayendo a más público. Para el próximo evento dense una oportunidad de ver la acción en vivo y en directo.

Anuncios