Corazón de Sandía y la normalización de la violencia

Hoy, despertamos con una de las noticias más viralizadas del último tiempo: Valentina Henríquez Albornoz, quien fue pareja de Camilo Castaldi Lira, vocalista del conocido conjunto de Funk los tetas denunció brutales agresiones por parte del artista.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En un largo posteo de Facebook, compartió repetidas hechos de violencia, con aberrantes detalles. La causa está hoy en manos de la Fiscalía y la respuesta de Castaldi no se hizo esperar, francamente negando todo lo denunciado.

DD1K6zZXkAQyC93.jpg_large

Hoy está la arista legal, pero lo que llama la atención finalmente es la respuesta inmediata de poner en duda un relato tan vívido, acompañado de imágenes tan gráficas.

¿Qué hace que el primer paso sea poner en duda a la víctima?

Llueven los consejos extemporáneos sobre como Valentina debía haber enfrentado la relación, la vieja carta de las mujeres locas y que inventan todo.

En un país en donde casi 40 mujeres fueron asesinadas, llama a repensar como se ven los crímenes de género y se normalizan actos de agresión al interior de la pareja.

Hoy hablamos de una mujer, pero puede ser un hombre también, el que en una sociedad en donde se duda de las heridas más sangrantes, es mejor callar que denunciar, por la vergüenza, porque es muy engorroso, porque no hay otras opciones.

Hay varias preguntas sobre este caso, pero estamos claros que existe un círculo de violencia que se da en las parejas, para ver esto conversamos con la Psicóloga Monica Vergara

Una de las cosas que más llama la atención en el caso es que se dude del testimonio de la agredida. ¿porque la gente tiende a reaccionar así?

Respecto de eso opera por una parte el desconocimiento y por otra el machismo asentado en nuestra cultura. Sobre el desconocimiento es común que se dude porque no se comprende el como alguien estuvo sometido a dicha violencia y no reaccionó antes. Cuando se abre el tema de la violencia dentro de la pareja, suele no ser el primer episodio y desde ahí surge la duda básicamente por falta de empatía. En relación al machismo es más duro aún porque aparecen cuestionamientos a la «calidad de la víctima» y se busca justificar al agresor con argumentos tales como «por algo habrá sido» «algo habrá hecho». En nuestra sociedad patriarcal la violencia está bastante arraigada como mecanismos para resolver conflictos y por lo tanto se normaliza un fenómeno que debiese ser siempre repudiado.

En una publicación de FB el agresor dice que su ex es «loca». ¿Qué otras formas de invalidar un testimonio ocurren en casos de violencia?

Si, los agresores en general, tienden a poner en el otro la responsabilidad de sus actos. Entonces los golpes son porque es loca, es puta, es bruja entre otros. La Cuestión es que la agredida podría ser cualquier cosa y eso no autoriza al agredir a cometer el delito. Nada ni nadie debiese agredir a un otro aún cuando ese otro «provoque» frustración, dolor, enojo. Destaco el «provoque» porque en rigor frente a un estímulo,siempre tengo la opción de responder en forma diversa, el asumir que ante una ofensa debo responder con violencia, es parte de lo que mencionaba antes, la normalización de la violencia como mecanismo de resolver conflictos.

Hay muchas mujeres y hombres que alegan que «ella debería haberse ido en la primera agresión». Es tán fácil? que evita que eso suceda?

El fenómeno de la violencia en las parejas o la violencia intrafamiliar es sumamente complejo. Pensar que alguien debió o pudo salir de ese círculo a la primera es reducir o simplificar una cuestión que es por sobre todo una relación. Cuando las parejas sufren violencia, hay una relación de poder entre el agresor y la víctima. Existe dependencia, afectiva o económica, muchas veces amor mal entendido, baja autoestima, débiles relaciones afectivas con otros, familia amigos, etc. Las víctimas de violencia intrafamiliar, suelen sentir que están «rotas» y que es difícil Que alguien más las quiera. Es por eso, entre otras múltiples razones y causas, que las mujeres demoran en salir definitivamente de una relación violenta.

El Juicio que se hace de las mujeres agredidas y de los hombres también , favorece que este tema se mantenga en silencio en el seno de la relación de pareja, al Mantenerse el secreto se hace difícil recibir ayuda que por cierto es un factor imprescindible para superar este tipo de situaciones. Abrir el tema y saber que serás acogido y no juzgado es lo que debemos con urgencia instalar como sociedad. Sororidad es el concepto que se acuña hoy entre movimientos que buscan visibilizar y respaldar a las víctimas de violencia

Anuncios