El Catspotting te cambiará la vida: Fenómenos gateros en Internet

Hay dos cosas que me han fascinado desde hace mucho tiempo: Internet y los Gatos. Cómo todas las grandes cosas de la vida se encontraron y no se soltaron más.

Siempre he pensado Internet como una colección de gente solitaria, en donde nos juntamos todos los que nos elegían de último para los equipos en Educación Física y por supuesto que los felinos son parte de la estética.

Una tarde leí en twitter una frase clave “el catspotting me cambió la vida”.

 

De curioso consulté tratando de descrifrar que se trataba. Sonaba como Trainspotting, pero nada que ver con Mcgregor y compañía sino con la unión de “Cat y Spotting”, que era el bello arte de documentar la presencia de gatos en el mundo.

Catspotting funciona a través de un grupo de Facebook y reúne hasta el momento en que escribo de esto a 86.827 personas que siguen esta práctica.

Las reglas son sencillas: el gato debe estar vivo, ser real (no estar en tv, película o comercial) y no debe ser tuyo. Esto último es fundamental, porque el “gatismo” no debe quedar reducido a quienes tienen estas mascotas en casa, sino que a quienes en la rapidez del mundo se encuentran con uno de los pocos seres vivos que van a su propio ritmo, pequeñas nubes de magia y majestuosidad.

Los avistamientos se dan en literalmente todo el mundo, un safari global desde los felinos de los parques de Tokyo, las calles de Bangladesh, las milenarias ruinas de Roma y por supuesto varios puntos de Chile.

Las descripciones dicen mucho de las personas, algunos lo describen como si hubiesen visto un actor de hollywood, otros inventan pequeñas historias o dan un contexto acerca de sus avistamientos gatunos. Porque el rostro felino, es expresivo como poco, pero siempre le hemos dado carácter a un animal que no habla pero dice mucho. Nuestras mascotas pueden estar literalmente echadas y con solo verlas inventarás una historia sobre que está pensando y las motivaciones de cada gato.

El tema pareciese parar ahi, pero la comunidad que crece día a día, no solo transforma este grupo en un álbum digital de mascotas, sino que muchas recuerdan a través de las mascotas momentos de sus vidas, relaciones, familiares, trabajos, lugares que visitaron y la colmena de internet se hace más potente.

El catspotting es una fuerza positiva en un mundo cada vez más rápido y menos amable. El Catspotting en cierta forma es la continuación del Cute Emergency, en donde cuentas en redes sociales publican fotos y videos de animales lindos durante todo el día para gente que no lo está pasando tan bien.

Esto no es pseudociencia de matinal, las mascotas de soporte emocional se están transformando en una alternativa viable de complementar tratamientos de salud mental para pacientes con ansiedad y depresión. Incluso ver animales en internet produce una sensación de calma, como lo indicó en su momento la Universidad John Hopkins en su boletín de Salud Mental.

El Catspotting es una extensión virtual de esa práctica tan chilena del animal comunitario, que es de todos, pero de nadie, que come y duerme donde quiere, porque es el gato que vive “por allá” y que todos le tienen un nombre distinto, pero te hace una pausa en el día.

Ojo a los perristas, también hay Dogspotting, para quienes compartir sus quiltros famosos y anónimos, porque todos merecen tener ese maravilloso bolsillo de calma que nos dan nuestros amigos de cuatro patas en el día a día.

 

 

Anuncios